•  |
  •  |
  • END

Polaris Energy Nicaragua, S.A. (Pensa), la firma que administra el campo geotérmico San Jacinto Tizate, recibirá un financiamiento de unos 190 millones de dólares de una corporación financiera del Banco Mundial, para construir una nueva central geotérmica, con la cual se espera reducir a la mitad la dependencia del petróleo que tiene nuestro país para la generación de energía eléctrica.

La Corporación Financiera Internacional, IFC, una entidad del Banco Mundial encargada de promover el desarrollo económico de los países a través del sector privado, así lo anunció ayer en su sitio web oficial (www.ifc.org), donde detalla que unos 50 millones de dólares serán desembolsados en la primera etapa y otros 140 millones los entregará posteriormente.

“Es el mayor proyecto de Nicaragua en más de 25 años en este sector. Esta iniciativa fomentará la generación  de energía renovable, ampliará la electrificación y contribuirá a reducir la dependencia del país en combustibles importados”, explican los ejecutivos de IFC en su nota y desde Washington

Son US$ 370 millones en total
Detallan que los fondos se invertirán directamente en Pensa, una filial subsidiaria de Ram Power Corporation, que tiene su sede en Reno, Nevada, Estados Unidos. Esta compañía se encargará de la construcción de la central que entregará 72 megavatios adicionales en su plantel San Jacinto-Tizate, ubicado en el municipio de Telica y cerca del volcán del mismo nombre, en el kilómetro 116 de la carretera que divide León de la comunidad de Mina El Limón.

Los directivos de IFC destacan que es primera vez que invierten en un proyecto que combina la exploración del recurso geotérmico con la generación de energía, y, a nivel general, se trata de una inversión de casi 370 millones de dólares, y “cubrirá casi el 20% de las necesidades energéticas de Nicaragua y apoyará la estrategia del gobierno de crear fuentes de energía renovable”.

Reducción de dependencia del petróleo

En la nota no se aclara de dónde saldrán los 180 millones de dólares restantes, con los cuales se completa el monto total del proyecto, pero aseguran que esta “nueva central disminuirá al 50% la dependencia del país en la generación de energía a partir de combustibles importados, recortará los altos costos de energía y fomentará la ampliación de la electrificación”, agregan.

Hezy Ram, Presidente de Ram Power Corporation, afirma en el mismo documento que esta inversión “representa otro hito en el objetivo de Ram Power de proporcionar energía geotérmica limpia a Nicaragua”.

“El proyecto de San Jacinto, la primera inversión que realiza IFC en un proyecto de energía geotérmica que incluye la exploración y explotación del recurso, consolida  nuestra estrategia de desarrollo regional sostenible”, declaró

IFC celebra desembolso
Bernie Sheahan, Director del Departamento de Infraestructura de IFC para América Latina, dice que esta nueva modalidad en los financiamientos consolida la estrategia de desarrollo regional sostenible.

“El éxito de este proyecto es de suma importancia para América Central, dado que la región podría aumentar la generación de energía renovable en forma significativa a partir del desarrollo de sus recursos geotérmicos, que son más limpios y menos costosos que las alternativas actuales”, estima Sheahan.