•   TOLA  |
  •  |
  •  |
  • END

La alcaldía de Tola está siendo señalada de no querer regresar valiosas piezas arqueológicas encontradas en la comunidad indígena de Nancimí y que fueron prestadas para promoverlas en una exposición que realizó la municipalidad en 2005, cuando la alcaldía era dirigida por Loida García.

Según documentos que están en nuestro poder, en total fueron 31 piezas precolombinas las que se entregaron en calidad de préstamo a la municipalidad y quien las recibió fue el funcionario Rigoberto Gutiérrez, “que representa el área de atención a comunidades indígenas de la alcaldía de Tola”, dice textualmente el acta de entrega con fecha del siete de marzo de 2005.

En el acta de entrega también se detalla que Roberto Martínez García entregó las piezas y se deja claro que fueron prestadas con el fin de realizar una exposición. “Una vez que dicha actividad haya concluido serán regresadas a la misma persona que las entregó”, pero han trascurrido más de cinco años y las autoridades municipales de Tola no cumplen con el acuerdo, pese a la solicitudes que han hecho Martínez García y Erasmo Palma, que son los dueños.

Una de las solitudes de devolución de las piezas se hizo a través de una carta dirigida el 23 de junio de 2009 al actual alcalde de Tola, José Ángel Morales, pero no hubo ninguna repuesta pese a que en la misiva se advierte a las autoridades municipales de una posible denuncia de tráfico de piezas arqueológicas.

EL NUEVO DIARIO trató de conocer la versión de la municipalidad, pero Gutiérrez dijo que estaba ocupado con la entrega de un zinc y que no podía atendernos en ese momento y que hoy (viernes) daría a conocer su versión.

Las piezas más valiosas pertenecen a Palma y el temor que existe es que hayan sido robadas de la municipalidad. Entre las obras indígenas destacan dos piedras de moler que, según Palma, son de la cultura mexicana; piezas de barro con figura de animales como una tortuga en forma de cenicero, ollas, entre otras.