•  |
  •  |
  • END

Todo fue un gran éxito. Fueron dos días de mucha bendición y se dejó sentir el gran Poder de Dios en la Plaza Parque de la Biblia, Managua, y en la Plaza de Moyogalpa, Isla de Ometepe.

Las prédicas en Managua fueron dirigidas por el apóstol y director del Ministerio Internacional Cristo Mi Redentor, Óscar Rodríguez, y por Faviola Rodríguez, que reside en West Palm Beach, Florida. Ella llegó acompañada por el salmista y compositor, Roberto Orellana, que a cargo de las alabanzas junto al grupo musical de la iglesia Ríos de Agua Viva.

Orellana entonó cantos de adoración, de mucha reflexión para los miles de nicaragüenses que se volcaron a los Cultos y Vigilia, que fueron motivadores.

“Fue una gran oportunidad para Nicaragua, para nuestro pueblo de interactuar con Dios y poner sus cargas en El, único salvador y capaz de redimirnos”, declaró el apóstol Rodríguez, que también supervisa 67 iglesias en América Latina.

Según el dirigente ministerial, el mensaje fue de amor, paz, esperanza y por supuesto salvación. “Esta actividad fue planificada y puesta en las manos de Dios desde hace mucho tiempo. Los pastores, líderes y miembros de todas las iglesias dedicamos ayunos y oraciones para que todo saliera muy bien, porque todo fue para la honra y gloria de Jesucristo”, declaró.

En la actividad cristiana también contó con la prédica en español y hebreo, del pastor, Alberto Daniel Borenstejn. “Me siento feliz de estar por primera vez en Nicaragua, y tengo la fe que su misericordia se manifestó en estos cultos y la vigilia del pasado 12 de noviembre. Dios respondió al clamor de este país”, afirma.

Vigilia En Ometepe

El otro gran acontecimiento que sacudió a la inmensa comunidad evangélica y permitió la conversión de muchos a los caminos de Dios, fue la Vigilia de ayer desde las 9 de la noche hasta el amanecer de hoy sábado en la Plaza de Moyogalpa, en la Isla de Ometepe.

La Vigilia tuvo como principal predicador al pastor y director nacional del Ministerio Internacional de la iglesia Ríos de Agua Viva, Omar Duarte Pérez.

“Fue una jornada maravillosa que tuvo como propósito, exaltar el nombre de Jesucristo, orar y rogar a nuestro Rey de Reyes por su misericordia, que restablezca vidas, por sanidad, paz, amor y mucha bendición para este pueblo”, dijo el pastor Duarte.