•  |
  •  |
  • END

Tres mil tres medidores del servicio de energía eléctrica que presta Gas Natural Fenosa serán revisados en los próximos tres meses y hoy se evalúan los primeros 100, luego que los directivos del Instituto Nicaragüense de Energía, INE, anunciaran ayer este proceso donde son acompañados por técnicos de la distribuidora, de la Universidad Nacional de Ingeniería, UNI, y de miembros de tres organismos de consumidores.

Sin embargo, las cuadrillas de Fenosa “tempranearon” esta evaluación y desde hace varias semanas desencadenaron un masivo cambio de aparatos en diversos barrios, algo que fue denunciado por miembros de la Asociación de Consumidores de Masaya, Acodema, y de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores, RNDC.

“La distribuidora ha cambiado masivamente los medidores en Masaya… no ha actuado con legalidad, ha actuado con mañas”, denunció Róger Lacayo, directivo de Acodema, en la misma conferencia de prensa donde minutos antes, David Castillo Sánchez, titular del INE, anunciaba “la primera auditoría nacional de la medida del servicio eléctrico de los nicaragüenses”.

Red de Consumidores se retira por anomalías

En julio pasado esta prueba se acordó a petición de los miembros de la Red de Consumidores, quienes, ayer, revelaron que desde septiembre pasado retiraron su participación por esta misma razón. “Se acordó que no iban a tocar los medidores desde el inicio y más bien Fenosa empezó a hacer todo lo contrario”, dijo Gonzalo Salgado Soza, directivo de la RNDC.

En una carta que envió Salgado a Castillo el pasado 27 de septiembre, le informa que se retiran de esta prueba porque no se pretende evaluar la verdadera queja de los usuarios que se declaran afectados, sino “otros factores”.

Además, Salgado señala en el escrito que la “empresa Gas Natural Fenosa, con la complacencia del INE, sigue abusando y atropellando a los usuarios, realizando cortes ilegales a los usuarios con reclamos en la DDC del Mific”.

Recuerda que Fenosa se comprometió a no cambiar aparatos mientras se discutía la metodología de esta evaluación, pero siguió con los “cambios de medidores al margen de lo establecido en la ley y sus normativas, cerrando sucursales para ahogar los reclamos por alta facturación, desconociendo las resoluciones de la DDC y cerrando toda posibilidad de realizar un reclamo”.

“Terrorista y delincuencial”

Le informa a Castillo que por esta razón, “vemos que nuestra participación será irrelevante para nuestro objetivo de poder evaluar otros factores que influyen significativamente en la facturación… En tal sentido, es inaudito establecer una relación de confianza con una empresa que actúa de manera terrorista y delincuencial”, agrega Salgado.

EL NUEVO DIARIO ha seguido paso a paso esta denuncia y, en las últimas tres semanas, ha constatado estos operativos masivos en Batahola Norte y Sur, Altagracia, Campo Bruce y Ciudad Sandino. No obstante, en el documento, Salgado señala que es una práctica generalizada.

Esta carta apenas fue el inicio de lo que se denunció ayer en la conferencia, donde el titular de Acodema presentó la misma queja ante los periodistas, los representantes del INE, de Fenosa y de la UNI; porque la empresa ha desencadenado operativos masivos de cambios de medidores y por eso hasta declaró “condicionada” su participación.

INE reconoce

Castillo Sánchez también reconoció que Fenosa ha seguido cambiando medidores pese a su compromiso, pero justificó este trabajo en operaciones rutinarias y de mantenimiento. “Son 700 mil medidores en total, no pudieron haber cambiado en tres semanas esa cantidad”, indicó.

Refirió que son 69 personas en total las involucradas en dichas inspecciones y 13 de ellos son de la UNI, otros 13 del INE y similar cantidad de Fenosa. Por los consumidores van 30 personas.

En la rueda de prensa, Castillo presentó al rector de la UNI, Aldo Urbina, como el representante de la entidad que dirigirá la evaluación y tendrá la última palabra frente a los técnicos del INE, de Gas Natural Fenosa y de los miembros de los tres organismos de consumidores: Acodema, Movimiento de Consumidores en Acción (MCA) y el Instituto Nacional de Defensa del Consumidor (Indec).

UNI agradece confianza

Urbina, el rector de la UNI, agradeció la confianza depositada en dicha universidad y prometió que en esta prueba actuarán “con toda la ética y profesionalismo… no vamos a tratar de beneficiar a nadie”. Para ese trabajo, según él, designó al profesor Julio Noel Canales, quien dirigirá a varios “recién graduados de la carrera de Ingeniería Eléctrica”.

Fenosa: “Veremos qué sale”

Carlos Hernández, Vicepresidente de Gas Natural Fenosa, dijo que la empresa se someterá a cualquier resultado y sus consecuencias. “Acatamos las resoluciones y la legalidad. El INE tiene todo el derecho del mundo y tiene la obligación de ley de hacer las auditorías. Ha estimado que esta es una medida, un momento oportuno para hacer una auditoría de medidores y acatamos perfectamente”, indicó.

“Veremos qué es lo que sale, pero, en principio, no esperamos que salga algo extraño”, agregó Hernández, quien recordó que la metodología “no la elige la distribuidora sino la universidad. Es la universidad la que decide qué medidores vamos a revisar”.

Ana Santos, miembro del MCA, depositó la confianza de su organización en los resultados que presente la UNI cuando haya aplicado las pruebas, “porque ellos van a llevar el proceso y nosotros sólo vamos a fiscalizar”. No obstante, destacó que estarán prestos a denunciar cualquier anomalía.

Metodología de la prueba

Unos 85 mil dólares invierte hasta ahora el INE en esta prueba aleatoria de los medidores, según reveló David Castillo Sánchez, titular del INE y quien precisó que sólo serán evaluados los aparatos de aquellos clientes domiciliares y comerciales que consumen cada mes 500 kilowatts o menos.

“INE está financiando la compra de equipos y gastos operativos. Más o menos ya va una inversión de unos 85 mil dólares. Vamos a ver si no salen eventualidades en el camino”, señaló Castillo.

Expuso que los técnicos de la UNI presentaron un plan de trabajo para evaluar tres mil tres medidores en total, de los más de 700 mil que Fenosa tiene instalados en todo el país. “Se aplica un método científico, aleatorio… Cada día van a escogerse los medidores que se van a ir a auditar al día siguiente”, informó.

Diez cuadrillas se desplazarán en esta labor en todo el territorio nacional, donde se transporta a los técnicos de la UNI que realizan las pruebas, mientras los representantes del INE, de Fenosa y de los consumidores; fiscalizan el proceso. “Cada cuadrilla trabaja de ocho a diez medidores diarios”, apuntó.

Los resultados serán la base para tomar decisiones inmediatas, ya sea para sancionar a la empresa o dictar medidas a su favor, anunció el funcionario, quien precisó que además de los medidores, “se va a evaluar el tema de la calidad de postes, líneas, voltajes y otros indicadores adicionales”.

En la conferencia, todas las partes firmaron un acta de compromiso de aceptar los resultados finales y las consecuencias del mismo, pues se busca legitimar el proceso sea cual sea el resultado.

“Se adquirieron equipos modernos que permiten en breves minutos hacer un diagnóstico de la medición… cada uno costó como nueve mil dólares. El aparato se instala en la acometida del medidor y va comparando la forma en que él registra el consumo contra un patrón establecido, y te determina la desviación”, dijo Castillo.

El funcionario explicó que al cliente electo le serán desconectados todos los aparatos eléctricos y se le conectará una cocina eléctrica con resistencia única, la que llevan las cuadrillas. La demanda de energía de esta cocina fue verificada previamente en el aparato con el fin de que verifique rápidamente la demanda.

“Es decir, el aparato te va a decir cuánto por ciento marca más o marca menos un medidor, con una carga conocida, estándar, única… es la cocina”, indicó, al revelar que dicha prueba será realizada por el técnico que dirige la cuadrilla y que pertenece a la UNI.

El profesor designado por la UNI para dirigir estas pruebas es Julio Noel Canales, quien aseguró que en dicha prueba utilizan la Norma 3591 del Comité Electrotécnico Internacional (CEI), y “el margen de error aceptable es de más menos dos por ciento, si se sale de ese rango ya está violando la norma”, dijo Castillo.

Canales indicó que la evaluación será por lote de medidores, marcas y modelos. “Según la cantidad de medidores en cada lote, se establece una muestra determinada conforme las marcas y los modelos”, agregó.

El docente evitó revelar la cantidad total y exacta de los medidores que ahora reporta Fenosa en el país y ninguno de los funcionarios quiso detallar el número total de lotes, marcas y modelos.

De forma aproximada, Canales indicó: “Hay más de 50 modelos de medidores. Una sola marca puede tener 10 modelos. Cuando hablamos de una marca podemos hablar hasta de 10 modelos… En cuanto a los modelos, pues sólo hay unos pocos de cada uno”.