Carlos Larios
  •  |
  •  |
  • END

El conflicto continúa en las “Casas para el Pueblo”. Doña Tania Herrera se presentó a EL NUEVO DIARIO para demostrar con la factura de noviembre en mano, que sigue recibiendo los recibos con montos muy altos que no se corresponden con su consumo de electricidad, ya que asegura que aún están invertidos los medidores de ella y de su vecino.

A pesar de que representantes de Gas Natural Fenosa aseguraron que el problema había sido resuelto desde agosto pasado, ella mostró un recibo a su nombre que refleja el número de medidor del vecino, 08520466AC, donde le cobran 203 córdobas con cinco centavos, aunque su consumo histórico ha sido de 110 córdobas. Ella señala que el número de su medidor es el 08520469CA.

Fenosa reconoce

Ahora Gas Natural acepta su error y señala que “efectivamente se hizo una inspección y el suministro presenta medidor invertido con el NIS 2782351, ayer fueron integrados correctamente, ya fueron rectificadas las facturaciones de los meses de agosto-10 a nov-10 con base a consumo del NIS 2782351, el cual corresponde a la cliente”.

Eso lo asegura Noel Hernández, responsable de Información de la Gerencia de Comunicación de dicha empresa. Por tal inconveniente, la afectada asegura que se ha negado a pagar el monto de las facturas, pero ahora la empresa dice que ella recibirá una notificación en los próximos días para negociar el pago de los recibos de agosto, septiembre y octubre, mientras que la factura de noviembre, por ser emitida recientemente, todavía tiene un poco de tiempo para cancelarla.

¿Hay descuento?

La inversión de los medidores le trajo como deuda a la señora un total de cuatro mil 865 córdobas, por un consumo de febrero de 2009 a julio de 2010, pero Hernández aseguró que la empresa decidió descontar tres mil córdobas a la afectada para que sólo pagara un mil 800.

Sin embargo, Tania, con un arreglo de pago en mano, mostró que Fenosa no le ha otorgado tal descuento, ya que hasta este mes ha pagado dos mil 100 córdobas y aún debe 700 córdobas de dicho arreglo.

La explicación de Fenosa es que “en ese sentido, doña Tania comenzó a pagar los un mil 800 en cuotas y actualmente debe 702.8 córdobas, equivalentes a siete cuotas. Cuando la última cuota esté cancelada, automáticamente se aplica el descuento pactado por las distribuidoras. En realidad, hubo un error de información en esta parte, pero lo importante es que las cuotas sí están acreditadas en el sistema”.

Molesta con Indec

Doña Tania se mostró molesta con los representantes del Instituto Nicaragüense de Defensa del Consumidor (Indec), organización a la que pertenece, ya que asegura que no le han ayudado en sus reclamos y la han dejado a la buena de Dios.

También doña Daysi Zamora se quejó de dicho organismo, porque señala que los abogados de Indec parecen coludirse con los bancos al momento de intentar acuerdos por deudas de tarjetas de crédito, y no apoyan los intereses del consumidor.

Marvin Pomares, Director Ejecutivo del Indec, afirmó que han brindado asistencia a doña Tania, pero que ella ha incumplido con algunos acuerdos que ha entablado con la empresa. “Nosotros defendemos a los consumidores, pero yo no voy a defender a alguien que no quiere pagar”, aseveró.