•  |
  •  |
  • END

El 21.8% de las personas que ingresan lesionadas a los hospitales, están vinculadas directamente con el consumo irracional de bebidas alcohólicas, reveló un estudio realizado recientemente en dos centros asistenciales de referencia nacional, por la Organización Panamericana de la Salud, OPS, y el Instituto Contra el Alcoholismo y Drogadicción, ICAD.

El director ejecutivo del ICAD, doctor Francisco Landero, informó que esta cifra refleja que de cada 10 personas que asisten a las unidades de salud, dos de ellas presentan indicios de alcoholismo, lo que evidencia las consecuencias que puede desencadenar el abuso del consumo de sustancias alucinógenas en Nicaragua.

La investigación inició en el mes de mayo y se efectuó en los hospitales “Lenín Fonseca” y “Roberto Calderón”.

En dichos lugares se entrevistó a todos los pacientes que llegaron a la sala de emergencia por cualquier motivo. A los encuestados se les practicó la prueba de alcohol y eran objeto de estudio aquellos que habían tomado en el rango de las 6 horas antes de la lesión.

Los resultados del estudio aún no están listos a cabalidad, sin embargo, el doctor Landero proporcionó a EL NUEVO DIARIO un adelanto de las cantidades obtenidas. “Uno de los datos interesantes es que el 67.7% de los lesionados son personas menores de 35 años. De los encuestados, el 69.7% corresponden al sexo masculino y un 30.3% al femenino”, detalló el galeno.

El hogar es donde más se lesionan

Las personas encuestadas informaron que el lugar en donde más se registran las lesiones es en el hogar (58.4%), seguido del sitio de trabajo (21.5%), luego están los bares, hoteles o cualquier lugar para tomar (18.3%), por último quedan los parques, playas o al aire libre (14.7%).

Los encuestados también mencionaron que otros sitios populares en donde suceden altercados son las comiderías y en los eventos deportivos.

El 25% de los pacientes agredidos confirmaron que su agresor estaba intoxicado, mientras que un 44% aseguró que no estaba seguro del estado de sobriedad del atacante”, explicó Landero.

El representante del ICAD aseguró que después de esta investigación, dicha organización impulsará con el apoyo de la OPS, una ley que regule el consumo de alcohol y otras sustancias permitidas en Nicaragua, ya que afectan de forma mayoritaria a los niños, adolescentes y jóvenes del país.