•  |
  •  |
  • END

La nueva subestación eléctrica de Chichigalpa será la encargada de sustituir las instalaciones que actualmente abastecen de energía al municipio, para dar una respuesta eficiente y contar con la capacidad suficiente, ya que el antiguo sistema no lo permitía, informaron técnicos de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica, Enatrel.

Ingenieros encargados de la obra hicieron una consulta con los pobladores del municipio, para que hicieran sugerencias y comentarios referidos a la próxima construcción de la subestación.

Los aportes serán retomados en el Estudio de Impacto Ambiental, antes que el Ministerio del Ambiente y Recursos Humanos, Marena, otorgue el permiso de ejecución, declaró Carolina Ramírez, jefa de la Unidad Ambiental de Enatrel.

Esto es parte del proceso que la empresa debe cumplir antes de edificar la nueva subestación como parte del proyecto “Anillo de Occidente”, en 138 kilovoltios a través del cual se enlazarán en un mismo nivel de voltaje las subestaciones de Chinandega, León I y Chichigalpa, incluyendo de esta manera la conversión de las subestaciones Chichigalpa y Chinandega de 69 a 138 Kilovoltios, siendo parte de la ampliación la que se encuentra ubicada en El Viejo, así como también el montaje de 7.6 kilómetros de líneas que conectarán a las subestaciones de Chinandega y El Viejo.

Inversión de US$ 12.8 millones
El monto de esta inversión será de 12.8 millones de dólares, y según los técnicos fortalecerá el transporte energético en el Occidente de nuestro país, además de mejorar el servicio de electricidad que reciben más de 200 mil pobladores y garantizar de esta manera el suministro si se presentaran fallas técnicas o producidas por fenómenos naturales en cualquiera de las subestaciones.

Energía a comunidades sin ese servicio
Por otra parte, los funcionarios informaron que se está llevando a cabo la ejecución de proyectos que permitirán llevar energía a hogares que han demandado por años este servicio, el que está siendo ejecutado por Enatrel y el Ministerio de Energía y Minas, como parte de un convenio de colaboración interinstitucional firmado en marzo.

Serán beneficiadas comunidades de Managua, Ciudad Sandino, Masaya y Granada, conocidas como Valle de Sandino, El Cortijo, Tepalón, Los Sabogales y Villa Rafaela Padilla, donde existe un promedio de 200 y 430 hogares, por lo que en las cuatro primeras localidades ya se han concluido las labores de electrificación, quedando sólo una pendiente.

Dentro de este proyecto se está trabajando en la instalación de líneas primarias, postes embasados y transformadores de distribución. Además, estos mismos proyectos serán llevados a cabo en Matagalpa, Jinotega, Estelí, Nueva Segovia, Madriz, León y Chinandega.