•   LEÓN  |
  •  |
  •  |
  • END

Un total de 4.3 millones de plantas forestales, frutales y nativas fueron sembradas por el Instituto Nacional Forestal (Inafor), durante este año en 3 mil hectáreas de la zona de las cuencas y subcuencas, así como en áreas privadas de las comunidades deforestadas de León y Chinandega.

El esfuerzo de plantación y reforestación, forma parte de la Cruzada Nacional de Reforestación impulsada en los 23 municipios del Occidente del país, y en la que participaron aproximadamente 28 mil personas entre funcionarios, productores y líderes comarcales; también se establecieron 32 viveros entre privados y comunales.

De los 4.2 millones de plantas producidas por los 32 viveros, el 95% ya fueron sembradas en zonas de amortiguamiento, cuencas y subcuencas, así como en áreas deforestadas que anteriormente eran utilizadas para producción agropecuaria.

Identificación de áreas deforestadas
Oscar Romero, delegado del Inafor en el Occidente del país, manifestó que antes de iniciar el proceso de reforestación y el establecimiento de plantas se identificaron las áreas deforestadas que tenían que ser intervenidas de inmediato, tales como: El Viejo, Chichigalpa, El Sauce, Achuapa y Malpaisillo.

“El rubro forestal es una alternativa más para que muchas familias salgan de la pobreza e inviertan en algo seguro y quizás tengan que esperar entre 15 ó 20 años para ver árboles frondosos.

Asimismo, es necesario que el productor reconozca que plantar un árbol significa invertir en algo remunerable que además favorece al medio ambiente”, dijo Romero.

En la Campaña de Reforestación, el Inafor invirtió más de 800 mil córdobas en el departamento de León, además del establecimiento de viveros y distribución de plantas en el periodo del Plan Sequía.

Campaña contra incendios

Otra de las iniciativas impulsadas por el Inafor a favor del medio ambiente, es la Campaña de Prevención y Control de Incendios. El objetivo es evitar la incidencia de incendios forestales ya que el año anterior ocurrieron 38 incendios que consumieron más de 4 mil 200 hectáreas de bosques, pero a través de la intervención de distintos actores, la cantidad de incendios se redujo a 18 y las hectáreas quemadas fue de 2 mil 300”, refirió.

Según Romero, más del 80% de los incendios forestales se registró en áreas protegidas y privadas en el Complejo de Miramar, Cosigüina, San Cristóbal y el complejo volcánico Las Pilas y El Hoyo.