•   Corresponsal Ciudad Sandino  |
  •  |
  •  |
  • END

Pobladores de los barrios “Quilombo 1 y 2” permanecen desde hace más de una semana sin servicio de agua potable y exigen a la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) les resuelva el problema.

La interrupción afecta el radio comprendido entre la terminal de la Ruta 115 y el perímetro comprendido entre la Zona VI y el barrio “Porvenir” en Ciudad Sandino.

“Se pegaron”, dice administrador
Según Róger Espinoza, Director de Enacal en el municipio, el corte se debió a que los lugareños procedieron a instalar ilegalmente tuberías “pegándose” de los tubos madre que van hacia barrios aledaños.

El bombeo de suministro del vital líquido ha mermado su capacidad para llegar a los barrios regulados por Enacal, por lo que la empresa envió cuadrillas para regular las tuberías conectadas por los pobladores.

Tanto “Quilombo 1 y 2” son barrios recientemente fundados y con no muchos pobladores. Sin embargo, las familias que viven allí han hecho sus propias conexiones de servicio eléctrico y agua potable, ante la falta de respuestas de las instituciones correspondientes.

Les interrumpen el flujo
La interrupción del suministro de agua fue ordenada hace una semanas, algo que los pobladores denominaron injusto e inhumano, justificando que siendo barrios nuevos, la empresa debe entender que no cuentan con recursos económicos suficientes para pagar los servicios básicos.

Cinco córdobas un balde de agua
Las familias afectadas por la falta del vital líquido se ven obligadas a pagar 5 córdobas por un balde de agua, que es utilizada para su higiene personal y cocina, mientras que el precio del barril ronda los 15 córdobas.

“El gobierno debería apoyarnos en esta situación, ellos hablan y hablan pero no se preocupan por las dificultades que tenemos los pobres... que nos dejen el servicio mientras logramos juntar el dinero para pagar la conexión”, manifestó Julia López quien habita en “Quilombo 2”.