•  |
  •  |
  • END

Un proyecto que pretende mejorar los servicios de agua potable y saneamiento en 150 escuelas rurales de Nicaragua, El Salvador y Guatemala, fue presentado ayer por ejecutivos del Banco Interamericano de Desarrollo, BID, y del Fomento Económico Mexicano, S.A. (Femsa).

Se trata del programa “Mi escuela saludable Swash+”, que será ejecutado el próximo año con financiamiento del BID y de Femsa. Esta última compañía administra la marca Coca Cola en nuestro país.

Federico Basañes, Jefe de División de Agua y Saneamiento del BID, indicó que es una iniciativa de suma importancia para toda Latinoamérica, pues se cuenta con gran cantidad de agua dulce en esta región pero muchas personas carecen del servicio, especialmente en las escuelas.

Precisó que en nuestro país serán beneficiados unos 43 centros de estudio con una inversión de dos millones de dólares, la mitad financiada por el BID y la otra mitad por Coca Cola. Un total de 13 escuelas son de Estelí y otras 30 de Matagalpa, especialmente de los municipios de San Isidro, Esquipulas, Sébaco y La Trinidad.

El proyecto busca promover la educación en higiene y la mejora de la infraestructura de agua y saneamiento escolar, a través del trabajo que ejecutarán organismos de la Alianza del Milenio para el Agua (MWA por sus siglas en inglés), socios de CARE Internacional, Catholic Relief Services, CRS, y Water for People; con el apoyo de los gobiernos de los países participantes.

El objetivo es alcanzar las Metas de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas, que fijan para 2015 reducir a la mitad la proporción de personas sin acceso sostenible al agua potable y los servicios básicos de saneamiento.

Rafael Callejas, Director Ejecutivo de MWA, expresó que la falta del acceso diario al servicio de agua potable e instalaciones sanitarias, “son los mayores impedimentos para asegurar que todos los niños tengan una educación de calidad, esto debilita directamente los esfuerzos para reducir los índices de pobreza y mortalidad”.

Callejas indicó que se trata de un proyecto que se presenta de forma paralela en la región, y es parte del estimulo y los esfuerzos que se realizan para acabar con este tipo de problemas en las escuelas rurales.

“Lo que estamos priorizando es el desarrollo de la niñez, las facultades para que éstos cuenten con un sistema de agua potable segura y eficaz”, refirió.