•  |
  •  |
  • END

Después de pasar varios años de su infancia a merced de un sinnúmero de equipos quirúrgicos para sobrellevar los estragos de la malformación congénita y la falta de un riñón, la pequeña Ruth Elizabeth Casco de 12 años, ahora demuestra que todos los deseos pueden volverse realidad, incluso el de poder realizarse las cirugías que ella ameritaba valoradas en 40 mil euros.

Ruth Elizabeth nació con un riñón, además, la uretra y la vagina estaban en el mismo conducto, por lo que los especialistas manifiestan que la niña sobrevivió tanto tiempo por un milagro. Ella ha sido una de las cinco personas beneficiadas por la organización italiana Pubblica Assistenza Paolina, quienes además, le facilitaron el viaje a ese país para corregirles sus múltiples complicaciones.

Esta organización conformada por especialistas voluntarios han venido realizando en el país distintas correcciones a personas con diversos padecimientos en los hospitales Militar y La Mascota, y los casos que no pueden tratarse en Nicaragua, los trasladan a la ciudad de Imola, Italia.

Más beneficiados
Dentro de las personas que han viajado a Italia para ser operadas está Francine Mazzocchi, quien presentaba hipoacusia profunda bilateral, lo que le impedía escuchar y articular palabras. A ella le practicaron un trasplante coclear, intervención valorada en más de 20 mil dólares.

También Randal Lanzas y su papá Julio César Lanzas, han sido beneficiados por el organismo. Al primero le hicieron una reconstrucción de uretra y a su progenitor le proporcionaron una prótesis, este último procedimiento también le fue aplicado al joven Francisco Palacios, quien viajará nuevamente el próximo año para reajustarle las piernas ortopédicas.

Para el próximo año, Assistenza Paolina tiene previsto, entre otras cosas, ayudar a dos niños que se encuentran en el hospital La Mascota con problemas similares a los que ya han corregido.

El doctor Alessandro Di Silverio, Presidente de la agrupación italiana, explicó que para 2011 “tenemos programado llevar a dos niños, ambos tienen serios problemas que no pueden ser atendidos en Nicaragua. Uno de ellos tiene obstruida la uretra, no puede orinar normalmente, tiene una sonda. Nosotros vamos a reconstruir la uretra, es la misma cirugía que le practicamos a Randal. Este niño nació así, pero Randal fue víctima de un accidente de tránsito”.

Asimismo, anunció que en abril del año entrante un grupo de médicos vendrá a realizar todo tipo de cirugías en el Hospital Militar.

De igual manera, comunicó que realizarán un hermanamiento con el Centro de Atención Especial “Rolando Carazo”, en donde hay niños abandonados, con todo tipo de problemas como hidrocefalia y Síndrome de Down, entre otros.

“Vamos a enviarle dinero a esta organización, porque estos niños necesitan de todo, como leche, medicamentos. Esta ayuda servirá para conseguir zapatos y otras cosas básicas. En nuestra organización existen personas que pretenden apadrinarlos, entonces ellos también enviarán dinero a los niños que elijan”, detalló el doctor Di Silverio.