•  |
  •  |
  • END

Gladys Ruth Loza Calero, originaria de Río Blanco, denunció al teniente Otilio Duarte por mantener en detención ilegal a los hermanos Marcelino, Pedro y José Luquez González, quienes se encuentran en las celdas de la Policía Nacional de Siuna desde el 23 de diciembre a partir de la una de la tarde, fecha en que el juez competente ordenó la libertad de los arrestados, pero el oficial se niega a dar cumplimiento.

Loza dijo que la detención de los hermanos Luquez González es ilegal, puesto que existe la orden de un juez para su libertad. También denunció que el día que llegó la Policía y el Ejército a capturar y catear la finca “Ojo de Agua”, ubicada en Sarawas, jurisdicción de Siuna, se le llevaron cien mil córdobas, lo cual no fue reportado en el informe levantado por las autoridades militares y nadie responde por ese dinero.

Desconoce tribunal

También señaló al juez de juicio Victorino Estrada, por la detención ilegal en contra de estos mismos señores. Asegura que el tribunal de Puerto Cabezas, el nueve de diciembre, le ordenó que dejara de conocer el caso y pasara el expediente al juez Fulgencio Velásquez, negándose a hacerlo en su momento.

Por incidente de recusación promovido por la defensa doctor Rito Emilio Jirón en contra del juez de Juicio Penal de Siuna, licenciado Victorino Estrada, que fue resuelto el incidente por el Tribunal de Apelaciones de Puerto Cabezas, declarándolo con lugar y notificación debidamente al juez el diez de diciembre del corriente año, momento en que Estrada debió separarse de la causa y remitirlo al juez competente.

La quejosa dice que el juez Estrada desacató la orden del Tribunal de Apelaciones y continúo actuando en la causa a tal punto que,--de acuerdo a la denuncia, el 22 de diciembre a las seis de la tarde, el judicial sin convocar a audiencia y sin la presencia de los reos, hizo debate de pena sin previa convocatoria a audiencia y procedió a dictar sentencia.

La familiar de los reos señaló que la recusación se fundamentó por tener el judicial amistad manifiesta y frecuente con la supuesta víctima, a tal punto que el judicial Estrada es deudor de las víctimas Edwin San Lang y su esposa Isolda Fuentes por tener éstas una pulpería aceptando el mismo juez ser el deudor de las víctimas en la misma audiencia oral y pública, siendo éstas las razones por las que el Tribunal de Apelaciones de Puerto Cabezas que declaró con lugar a la recusación judicial, reiteró.

Siendo que el 23 de diciembre, el nuevo juez competente nombrado por el Tribunal de Apelaciones declaró nulo lo actuado por el juez recusado Victorino Estrada y en su efecto señala fecha 13 de enero de 2011 para nuevo juicio oral y público.

A petición de la defensa, doctor Rito Emilio Jirón y en audiencia pública en donde estuvieron presente las partes del proceso, ordenó la libertad inmediata de los señores antes mencionados por haber transcurrido más de tres meses sin haber recaído sentencia legal, es decir por vencimiento del término para realizar juicio oral y público con reos detenidos como lo establece el artículo 134 CPP.

El 29 de diciembre del corriente año, a las 12 y tetina del mediodía el judicial Victorino Estrada se encontraba junto con la supuesta víctima Edwin San Lang en la Policía de Siuna acompañándolo en sus gestiones, según pudo observar la señora Loza Calero, esposa de Marcelino Luquez González y cuñada de Pedro y Manuel. Añadió que Estrada orientó a los policías, instruya nuevas causas a los acusados por cualquier otro delito a pesar de que éstos no tienen ninguna otra causa o investigación pendiente.

Pido a magistrados de la Corte Suprema de Justicia, investigue las actuaciones irregulares del juez Victorino Estrada porque considero que mi esposo y sus hermanos Pedro Pablo y José Manuel Luquez González no tienen nada que ver con los hechos que se les acusa.