•  |
  •  |
  • END

El servicio de agua potable mejorará en Boaco a partir de mayo próximo, según los directivos de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, quienes anunciaron un avance del 80% en las obras del proyecto que promete garantizar el líquido a los 43 mil habitantes de la “ciudad de dos pisos”, y saneamiento para la mitad.

“Proyecto de ampliación de los sistemas de agua potable y alcantarillado sanitario de la ciudad de Boaco”, es el nombre del proyecto que ejecuta esta firma estatal para “asegurar un servicio eficiente, tanto en la continuidad como en la cantidad y calidad del agua”, incluyendo el tratamiento residual.

En una nota Enacal destaca que la inversión total es de 8.8 millones de euros, financiados por el Gobierno de España, y “las obras están contempladas a finalizarse en abril-mayo de 2011”.

Presa y aliviadero

Refieren que el componente de agua potable “es el más avanzado” en la ejecución de las obras hasta ahora, y en este orden destacan la construcción de una presa en la comunidad El Diamante, la que utiliza como fuente de abastecimiento el río de esa zona.

Indican que esta presa tiene capacidad de almacenamiento de 187 mil metros cúbicos de agua que asegurará la continuidad del servicio en época seca. “Parte importante de esta presa fue la construcción del ‘aliviadero’, que sirve para evacuar el excedente de agua producida por los ríos afluentes del Fonseca”, agregan.

Los directivos de Enacal explican que en el costado este de la presa ahora se construye una estación de bombeo que impulsará el agua a 117 litros por segundo hacia la Planta de Tratamiento de Agua Potable, cuya construcción está por finalizar, “faltando la generación de energía necesaria para su funcionamiento, que es en lo que se trabaja actualmente”.

Nuevos tanques de almacenamiento

Los funcionarios anunciaron que el agua tratada se almacenará en un tanque de acero de 250 metros cúbicos de capacidad, y luego será bombeada por una estación de rebombeo hacia el cerro El Cuero, donde será depositada en un tanque de acero de dos mil 900 metros cúbicos, para luego ser conducida a la ciudad de Boaco.

Para lograr llevar el agua potable hasta la ciudad, la empresa asegura que se está terminando de construir poco más de un kilómetro de tubería tipo PVC de 300 milímetros (mm) de grosor, de la estación de bombeo hasta el cerro El Cuero.

“También se instalaron 9.32 kilómetros de tuberías para reforzar las líneas principales y secundarias de distribución de la ciudad, con diámetros entre 10 mm y 300 mm”, subrayan.

Manifiestan que fueron reemplazados en su totalidad los tanques de acero Herminia y El Faro, ubicados en el casco urbano de Boaco, tanques que tienen capacidad de 950 y 570 metros cúbicos. Para concluir dicha obra se instalaron casi tres kilómetros de tubería de 6 y 8 pulgadas desde el cerro El Cuero hasta ambos tanques.

Empiezan obras de saneamiento

Explican que actualmente trabajan en la construcción de microcircuitos, los que permitirán una mejor distribución del vital líquido en toda la ciudad.

La empresa declara un avance del 80% en las obras correspondientes al servicio de agua potable, pero en el caso del alcantarillado sanitario indican que “está en su fase inicial”. No obstante, señalan que con este último componente se espera beneficiar a la mitad de los habitantes de Boaco, porque ahora solamente el centro histórico ha contado con este servicio.

Entre las obras del servicio de aguas negras, promete que se instalará un sistema de aguas servidas con tres tubos colectores que se extenderán en 4.4 kilómetros de longitud y con un diámetro que oscilará entre los 200 y 300 milímetros.

“Este sistema tendrá la capacidad de tratar las aguas servidas de 24 mil personas”, anuncia Enacal, cuyos funcionarios estiman que a diario serán tratados cuatro mil 954 metros cúbicos de aguas negras, cumpliendo con las normativas ambientales vigentes.

Enacal recuerda que ahora el agua residual no recibe ningún tipo de tratamiento en dicha zona y es vertida en la quebrada La Chingastosa y el río Fonseca. “Con este proyecto se espera que las aguas servidas tratadas se viertan en el río Fonseca, aguas abajo donde se construyó la presa de captación, reduciendo la contaminación de este importante recurso hídrico”, señalan en la nota.

Indican que en este momento están realizando los movimientos de tierra para construir la Planta de Tratamiento y las colectoras, mientras coordinan con la Alcaldía de Boaco un plan de reforestación del predio donde fue construida la presa.

En esta ciudad la empresa registra siete acueductos, 21 pozos y ocho mil 466 conexiones de agua potable en total, con un bombeo anual de dos millones 628 mil 861 metros cúbicos. De ellos, sólo logra colectar en promedio 588 mil 500 córdobas mensuales pues reporta que el 44.4% de la producción es agua no contabilizada. Estos números serán superados al concluir dicho proyecto, explican.