•  |
  •  |
  • END

Ola de zancudos prolifera y piden medidas preventivas
Jasmina Escobar Sandino
Las aguas estancadas que dejaron las copiosas lluvias que azotaron el país durante septiembre y octubre de 2010, han desatado una ola de zancudos en todo el territorio nacional. Esta situación ha sido repetitiva con el paso del tiempo, y ninguno de los gobiernos de turno ha sabido implementar las medidas preventivas necesarias para evitar esta situación.

Para el médico especialista en Epidemiología, doctor Leonel Argüello, el país desde hace 20 años ha ido perdiendo el sentido de la prevención que se desarrolló en los años 80. Las diferentes autoridades que han estado al frente del Ministerio de Salud, Minsa, en vez de actuar tempranamente, reaccionan cuando el problema ya está.

“Lo que se requiere en el país es una mentalidad preventiva del gobierno de turno y del desarrollo de una cultura preventiva que debe aportar la gente y conocer algunas cosas que son básicas. Por ejemplo todos sabemos que en el invierno llueve, igualmente sabemos que posterior a esta temporada hay inundación, lo que trae enfermedades como leptospirosis, diarrea, entre otras que, entonces debemos prepararnos para esas eventualidades”, sugirió el doctor Argüello.

En esta época, después de las precipitaciones el comportamiento epidemiológico del país es que aumentan los casos por las enfermedades vectoriales que se transmiten de algunos animales hacia el hombre, en este caso por medio de moscas, el mosquito que transmite el dengue y el de la malaria.

Según el doctor Argüello “estas enfermedades son como un resorte, que mientras se mantienen presionadas están bajo control, pero, apenas se descuidan se disparan los brotes y epidemias, las cuales se producen por descuido ya que son perfectamente prevenibles. Es un descuido de las autoridades de Salud y de la población. Tiene que haber alguien que dirija, en este caso el Minsa es el rector de la salud, por tanto debe orientar a la población”.

Recomendó que sea en el verano cuando se implementen medidas que el Minsa debe orientar a la ciudadanía. “En verano se debe tratar de disminuir la población de zancudos y moscas a su mínima expresión. Los zancudos crecen mientras hay acumulación de agua. Como este invierno se hizo largo, todavía los mosquitos nos siguen picando también cuando estamos en la casa y no nos dejan dormir; en el caso de los niños la piel se les infecta con más frecuencia después del rascado y esto se debe prevenir”.

“Hay que estar claros que ahorita en verano es que el mosquito tiene menos probabilidades de reproducirse. Entonces, en este momento es cuando hay que hacer las acciones. La lucha contra los vectores es en verano. Lo que hemos visto en los gobiernos anteriores y en el actual es que fumigan en el momento de la epidemia, está bien, pero ¿qué hicieron en el verano? Es ahorita que se deben hacer campañas educativas fuertes para reducir la población de vectores y reducirlas a su mínima expresión”, insistió.

Reclama liquidación a empresa de vigilancia El Goliat
Sylvia Hernández
Douglas Antonio García Calderón, ex guarda de seguridad de la firma El Goliat, denunció que desde hace seis meses viene gestionado el pago de su liquidación correspondiente a tres mil córdobas sin éxito alguno, y el asistente de Operaciones de la empresa hasta lo amenazo con no cancelarle dicha prestación por haberlos demandado ante el Ministerio del Trabajo y publicar esta situación.

Comentó que visitó las oficinas de El Goliat el pasado 30 de diciembre y esta vez, con un poco de suerte, el señor Rodolfo Lugo, nuevo jefe de Recursos Humanos le orientó que se anotara nuevamente en recepción para ver si este cinco de enero salía en la lista de pago.

García Calderón laboró diez meses como vigilante de seguridad con un salario de dos mil 300 córdobas al mes, según explicó. Inicialmente fue asignado para resguardar la Biblioteca “Luis Alfonso Velásquez”, de Managua y, posteriormente, fue trasladado al Cementerio Periférico, donde, por el mismo salario lo habían ascendido a coordinador pero lo despidieron por reclamar el 22 de julio de 2010.

“Si reclamo es porque ese dinero es mío”, dijo García Calderón, quien demanda al gerente administrativo que oriente al Departamento de Recursos Humanos la cancelación de sus prestaciones sociales a las que tiene derecho.

Artesanía de La Paz Centro se abre mercado en Estados Unidos
Con más de 40 años de dedicarse a la artesanía de barro, la señora Ana Clementina Medrano Guzmán, originaria de La Paz Centro, León, al fin logró exportar sus piezas a Estados Unidos mediante los contactos establecidos con la Asociación de Productores y Exportadores de Nicaragua (APEN), que sostiene una alianza con la Cuenta Reto del Milenio (CRM) para apoyar a los artesanos de este municipio.

La artesana es beneficiaria de la CRM y ha recibido diversas capacitaciones para administrar mejor su negocio. Su especialidad es la elaboración de móviles de campanitas y casitas, aunque también moldea el barro y lo convierte en alcancías con diversas formas de animales.

Su arte ha llegado a países como Costa Rica y Canadá por medio de intermediarios que le hacen pedidos y vienen a traerlos a Nicaragua; sin embargo, es primera vez que exporta a su nombre, y su cliente conoce el origen y la autora de las piezas, lo cual le abre una nueva oportunidad comercial de contacto directo.

“Tengo un cliente que lleva los móviles a Canadá, me hace pedidos cada seis meses y también uno que viene de Costa Rica y se los lleva en saco para distribuirlos a los vendedores ambulantes en ese país. Es la primera experiencia de enviar piezas a los Estados Unidos, espero mantener este contacto”, indicó la artesana, quien tuvo que empacar el pedido según las exigencias del comprador.

En este primer negocio directo envió 200 móviles cuyo precio fue de dos dólares con 62 centavos cada uno, muy por encima de lo que perciben al venderlo a los intermediarios, cuyo precio es 78 córdobas por docena. El comprador ha manifestado que los pedidos serán mensuales y pueden incrementarse hasta en 500 móviles.

Las primeras piezas que elaboró la artesana Ana Clementina Medrano Guzmán fueron las alcancías, después incorporó las maceteras y hoy su especialidad son los móviles con los cuales ha ganado varios premios a nivel nacional.