•  |
  •  |
  • END

Las quejas por los embotellamientos en las entradas de los centros comerciales capitalinos crece cada día entre los conductores que transitan por estas zonas y los visitantes de estos negocios, quienes deben sortear vehículos del transporte selectivo y el urbano colectivo para poder transitar por estos puntos, o entrar y salir de dichos establecimientos.

Rafael Quintero, vecino de residencial Los Robles, dijo que en dos ocasiones los pobladores de este sector se han organizado para presentar queja formal ante la Dirección de Seguridad de Tránsito de la Policía Nacional, con el fin de que ordenen el relajo que arman los taxistas en las entradas a Metrocentro durante las horas pico”.

Quintero asegura que han “hecho de todo” para buscar como solucionar este problema que les dificulta llegar o salir de sus viviendas, pero la Policía sólo delega dos agentes durante una semana, el tránsito se mejora un poco y después no regresan. “Lo que si vuelve de inmediato es el relajo apenas se van los policías”, subrayó.

Puntos críticos

Además de Metrocentro, entre los puntos críticos que señalan los conductores figura Multicentro Las Américas, Plaza Inter y hasta el Hospital Militar “Alejandro Dávila Bolaños”, donde los embotellamientos están a la orden del día, debido a que los vehículos del transporte colectivo y selectivo obstaculizan las entradas en busca de pasajeros o se toman por completo uno de los dos carriles de la vía.

Al menos eso explica Manuel Rodríguez, un conductor que escapó de colisionar el lunes pasado al tratar de entrar a Plaza Inter, mientras varios vehículos de taxistas se lo impedían.

“Uno los esquiva para evitar problemas y escapa de chocar con los demás por esta gente, deberían quitarlos de la vía”, indicó.

Dany Canales, Supervisor General de Plaza Inter, explicó que este centro de compras no tiene ningún problema en cuanto al impedimento de la libre circulación de los vehículos o de la vía. “Es raro que nosotros tengamos ese tipo de problema, porque en las entradas principales del norte y oeste del centro comercial sólo hemos tenido problemas cuando hay manifestaciones y protestas que impiden el paso en la rotonda”, señaló.

Plaza Inter: “No sucede”

Aseguró que en Plaza Inter no sucede lo mismo que en otros centros de compras, ya que ellos tienen una entrada grande para los vehículos y otra para los peatones, lo que refleja mayor orden en la vía.

“A nosotros no nos afecta. Nosotros tenemos individualizada la entrada a peatones y vehicular, eso es lo que hace que no tengamos este tipo de problemas. Además, los taxis se ponen a esperar pasajeros en la entrada principal de los peatones y no impiden la entrada a los otros vehículos. Tampoco hemos tenido conflicto con el transporte urbano porque éstos tienen su parada 200 metros adelante”, destacó.

Álvaro Mendoza, uno de los conductores que acostumbra a almorzar en uno de estos sitios de compras, expresó que muchas veces, sobre todo en horas de la noche es difícil entrar y salir del lugar, debido a que se congestiona el tránsito por el gran número de transportistas que se aparcan en las vías de acceso.

“La noche es una hora trágica. Aquí se ponen un montón de taxis y buses que impiden que uno entre o salga, y se arma un alboroto. Es difícil transitar y hasta tenemos que pelear para que nos dejen pasar”, afirmó.

Hasta el Hospital Militar

En el Hospital Militar las horas más críticas son por la mañana, entre las siete y ocho es evidente la llegada masiva de pacientes, estudiantes y doctores, lo que complica el tránsito. El coronel Juan Ramón Morales, Jefe de Relaciones Públicas del Ejército de Nicaragua, explicó que “esta situación es normal pero hemos hecho lo posible para que esto cambie”.

Aseguró que se han puesto en contacto con agentes de tránsito para que realicen su función y agilicen la movilización de los vehículos. “Es normal que tengamos estos embotellamientos, pero lo que pasa es que los taxistas dejan a pasajeros en la entrada del hospital y se quedan estacionados esperando que otros salgan para llevarlos, es por eso es que hemos pedido que en las horas críticas estén agentes policiales de tránsito”, manifestó Morales.