•  |
  •  |
  • END

Waspan Norte cierra filas contra el basurero que pretende ALMA
Jessie Ampié
Pobladores del barrio Waspan Norte han declarado la guerra a la delegada municipal del Distrito Seis, Praxis Pineda, y a todo topógrafo o ingeniero de la Alcaldía de Managua que llegue a este lugar, pues la comuna quiere convertir en basurero un terreno ubicado detrás de la iglesia católica, pero los vecinos están decididos a impedirlo a cualquier costo.

Los vecinos explicaron que el sitio fue seleccionado luego que la comuna evaluara siete barrios, de los cuales eligió dos: Waspan Norte y Villa Vallarta. El último quedó descartado después que las últimas lluvias causaran serios daños y, por esta misma razón, la elección del terreno en el Distrito Seis fue definitiva.

Josefa Flores, ciudadana del lugar, indicó que los primeros a quienes les fue explicado el proyecto fueron a los miembros de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC) y, tiempo después, cuando ya se había decidido convertirlo en basurero se lo presentaron a los pobladores.

Flores precisó que en este punto se pretende instalar un “punto de referencia”, es decir, un terreno donde se depositará la basura de 62 barrios para proceder a la recolección de material para reciclaje, proyecto que es financiado por la cooperación externa.

El predio se encuentra detrás de la iglesia católica del barrio, donde se ubicaba el Centro de Salud “Silvia Ferrufino”. Al quedar vacías dichas instalaciones por el traslado de este dispensario, los pobladores pidieron en varias ocasiones a la comuna que construyera una cancha o un CDI comunitario, pero la propuesta fue rechazada.

Funcionarios de la alcaldía explicaron a los pobladores que pretenden construir una fosa rodeada de altas paredes, donde se coloque un contenedor que acopie la basura de los 62 barrios, y que los desechos ocupen un radio de tres kilómetros.

El segundo ingeniero a cargo de la obra, Fabio Morales, expresó a los pobladores que una vez que el contenedor esté lleno lo van a retirar para colocar uno nuevo, pero los ciudadanos no creen esto y, en su lugar, piden que la comuna adquiera un terreno situado al final del barrio, el cual es más grande y se encuentra aislado de las viviendas.

“Aquí viven cinco mil personas, porque hacen un proyecto sin antes consultar al barrio, la delegada del Distrito Seis (Praxis Pineda), en una ocasión nos dijo que aquí se iba hacer porque los cooperantes ya habían hecho su desembolso y no se lo podían regresar, pero ellos no saben de este terreno, son ellos (alcaldía y delegada) los que nos quieren perjudicar”, refirió Zoila Berroterán, otra vecina.

La mañana de ayer se presentó al lugar una cuadrilla de topógrafos de la comuna, y uno de ellos, Carlos Mendieta señaló que llegaban por órdenes superiores a medir el terreno, pero los pobladores enardecidos no dejaron que se ejecutara el trabajo. Asimismo, los vecinos piden que se repare el drenaje pluvial que mantiene las calles inundadas, tanto en verano como en invierno.

“Aquí hay cinco cuadras que en invierno se inundan porque dejaron mal hecho el drenaje y no llega al cauce”, agregó Flores. Este año el único proyecto que la comuna tiene presupuestado para Waspan Norte es la reparación de la vía principal.

MEM otorga licencia a proyectos de Piedra Puntuda y Cerro Frío
Las autoridades del Ministerio de Energía y Minas (MEM), otorgaron licencia de generación de energía a dos proyectos hidroeléctricos ubicados en Muelle de los Bueyes, Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS) y El Tuma, Matagalpa. El último espera entregar 1.47 megavatios de electricidad y el otro hasta 15 mega.

En una nota difundida ayer, los funcionarios del MEM destacan que esta licencia tendrá una vigencia de 30 años a favor de la Empresa Hidroeléctrica Piedra Puntuda S.A.; la que se encargará de la construcción, operación y mantenimiento de una central hidroeléctrica del mismo nombre que será construida en el municipio de Muelle de los Bueyes.

Piedra Puntuda recibió esta licencia mediante el Acuerdo Ministerial 86-DGERR-21-2010, donde se detalla que aprovechará la fuerza de la corriente del río Mico, afluente del río Escondido.

El MEM, en otra nota también destaca que otorgó licencia a la Empresa Energía Tropical Sostenible Cerro Frío S.A. para la construcción, operación y mantenimiento de la central hidroeléctrica Las Cañas.

 Este proyecto recibió una licencia de 30 años bajo el Acuerdo Ministerial 85-DGERR-20-2010 y contempla la construcción de una planta hidroeléctrica de 1.47 Megavatios. En este caso se aprovechará la corriente del río Yasica, afluente del Tuma en el departamento de Matagalpa.

 Los técnicos del ministerio recuerdan que estas dos iniciativas se suman a una lista de proyectos de energía renovable que ahora están en ejecución, y los que registran mayores avances son las hidroeléctrica Pantasma, Larreynaga Ye-Ye y Tumarín.

 “El potencial hidroeléctrico de Nicaragua se ha calculado en dos mil megavatios, de los cuales se aprovecha solamente el 5%. Actualmente, los nuevos proyectos hidroeléctricos con licencia de generación son El Sardinal (1.2 Mw); La Mora (1.9 Mw); Salto Y-Y (25 Mw); Larreynaga (17 Mw); Pantasma (12.5 Mw), y Tumarín de 250 Mw”, señala el MEM en su nota.