Oliver Gómez
  •  |
  •  |
  • END

Los directivos de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica, Enatrel, anunciaron que la próxima semana culmina la construcción del tendido que unirá nuestro país con Costa Rica, como parte de los proyectos del Sistema de Interconexión Eléctrica Para América Central (Siepac). Será el primer tramo que entrará en operación, según detallan, y por eso ahora realizan las primeras pruebas de transmisión.

“El primer tramo que entrará a operar es la línea de 126 kilómetros entre las subestaciones Ticuantepe II y Cañas de Costa Rica, el cual estará listo en la primera quincena de enero”, informó Enatrel en una nota difundida ayer.

Fernando Álvarez, representante de la Empresa Propietaria de la Red (EPR) en Nicaragua, explicó que las pruebas se realizan en la bahía de líneas de transmisión de 230 Kilovoltios (kV) de la nueva Subestación Ticuantepe II, la que ahora terminan de construir. “Los ensayos se realizan en áreas como el cableado y la Unidad de Terminal Remota (RTU)”, expresó.

La subestación, ubicada en el municipio del mismo nombre, será el nuevo punto de interconexión con el sureño país, mientras la nueva subestación Sandino, localizada en la carretera hacia Puerto Sandino, en Nagarote, será el nuevo punto de enlace con Honduras, como parte del Siepac.

Los técnicos explican que el tendido que conecta con el país del Norte “ya ha concluido y está en espera de ser energizado en un trayecto de 117 kilómetros, comprendido entre las subestaciones Sandino y Agua Caliente de Honduras”. Informan que en julio de este año esperan finalizar las obras en el otro tendido.

Emerson Salgado, del Departamento de Protecciones y Controles Eléctricos de Enatrel, indicó que las obras mecánicas en la construcción de Ticuantepe II tienen un avance de más del 80%, mientras en la subestación Sandino ahora se instala tecnología de punta y se incorpora diferenciales de líneas.