•  |
  •  |
  • END

La perforación de un nuevo pozo para el servicio de agua potable en las inmediaciones de la Colonia 14 de Septiembre y el barrio “Omar Torrijos”, ocasionó el racionamiento del servicio en estos sectores, ya que las obras provocaron que aparezcan sedimentos en el líquido y ante la denuncia de los vecinos, los ejecutivos de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, adoptaron esta medida para garantizar la calidad del suministro.

Jorge Gudiel, responsable del puesto de mando de Enacal en esta zona, explicó que la empresa invirtió unos 50 mil dólares en este proyecto para ampliar el abastecimiento en este punto, pues la demanda y las quejas han aumentado drásticamente en el sector. No obstante, el proyecto causó algunos inconvenientes y tuvieron que adoptar “algunas medidas para garantizar el agua”.

Explicó que la población de ambos sectores se quejó cuando inició esta obra, pues el agua potable comenzó a salir sucia, oscura y con mucho sedimento; y luego de investigar las causas, se encontró que la perforación estaba causando la sedimentación en la misma fuente de agua que ahora los abastece y es la misma que se está ampliando.

Gudiel detalló que con esta iniciativa se espera beneficiar a un mil 200 familias que tienen graves problemas con el servicio, pues son abastecidos desde un pozo que tiene 25 años de existencia y al cual no se le ha podido sacar la mayor capacidad, porque la fuente ofrece gran potencial pero sólo se explota 250 litros por minuto, y, con esta nueva obra, se pretende captar hasta 650 litros.

Entre 20 y 25 días
“A ellos les estaba saliendo el agua sucia y para evitar esto se ha decidido tomar un nuevo horario para suministrar el servicio a la población y que no se vea tan afectada, que va a ser de las seis de la tarde a las ocho de la mañana. Les vamos a suministrar agua de buena calidad, sin suciedad y sin nada, porque de las ocho de la mañana a las seis de tarde, se les va a ir el agua porque vamos a estar trabajando”, señaló.

Expresó que este racionamiento tendrá una duración de unos 20 a 25 días, mientras se termina el proyecto, y recomendó a los pobladores esperar entre cinco y 10 minutos después que sean reabastecidos, para poder consumir el agua que sale de los grifos.

Superan incidencias
Por otro lado, manifestó que los problemas que se han reportado con el desabastecimiento de agua en el sector del barrio “Milagro de Dios” están solucionados, ya que desde el pasado miércoles realizaron trabajos de ingeniería para abastecer del vital líquido desde otro pozo.

En cuanto al desabastecimiento de agua en las partes altas de Granada, explicó que se debió al daño de un motor del pozo del Escudo número uno, pero que este ya fue reparado, por lo que se reestableció el suministro.