•  |
  •  |

Los pobladores de la urbanización Valle Santa Rosa, VSR, con el acompañamiento de la Red Nacional de Defensa del Consumidor,  presentaron en Enacal, Sucursal Ciudad Sandino, un reclamo masivo por la sobrefacturación de la que fueron víctimas en enero de 2011.


La Junta Vecinal de VSR, encabezada por doña Conny Alexandra Narváez Herrera y Edwin Salvatore Obando, hizo entrega de los 50 reclamos ante la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, a cuyos personeros les solicitaron que inspeccionen los medidores de los reclamantes, porque en algunos casos el consumo se les disparó en un 100 por ciento, y, por ende, el cobro también.


La sobrefacturación llegó con el nuevo formato de la factura por el servicio de agua, que antes sólo incluía tres ítems (cargo fijo, consumo y alcantarillado), pero ahora tiene cuatro, porque se agregó un cargo variable por tratamiento de las aguas. Por ningún lado del nuevo recibo se explica qué es esto y por qué antes no se incluía.   


“Se les solicitó que la inspección de cada medidor se realice un día cuando los propietarios de las viviendas se encuentren en sus casas, para las pruebas de rigor, y así descartar todas las causas de la sobrefacturación de este mes”, señaló Narváez.


Aclaró que los afectados no son sólo 50 personas, sino todos los habitantes de la urbanización (230 casas), “pues fue un fenómeno nacional por el cambio del formato comercial”.

Medidores a inspección
Ante el reclamo, Enacal de Ciudad Sandino programó la inspección de los medidores de los reclamantes para este sábado 12 de febrero. Dos días después de la inspección, el usuario del servicio tiene que presentarse a Enacal de Ciudad Sandino para conocer si admitieron su reclamo.


Los pobladores de la urbanización le dejaron claro a Enacal que en las casas no hay fugas internas ni externas en las tuberías, porque todas las viviendas son nuevas, “y no es posible que al mismo tiempo el 100% de las casas presenten problemas, y en el hipotético caso de que las hubiese, el consumidor debía haber observado un creciente aumento en su factura mes a mes,  y no de un mes a otro, como ocurrió”.


Tampoco los reclamantes aceptan que les digan que en diciembre de 2010 consumieron más agua de la que usaron en octubre o noviembre, porque precisamente en el último mes del año pasado fue cuando más cortes del servicio sufrieron, y algunos tuvieron que desvelarse para recoger agua en la madrugada.  
Lo que la Junta Vecinal de VSR cree es que no llegaron a leer los medidores, porque muchos están soterrados.


“En caso de que el reclamo sea rechazado por Enacal, lo introduciremos ante la segunda instancia, o sea INAA”, anunció finalmente Narváez, miembro de la Junta Vecinal de VSR.