•  |
  •  |

Los médicos forenses del Instituto de Medicina Legal demandan mejores condiciones laborales en el área de patología y de la morgue, pues carecen de condiciones de bioseguridad y de instrumentos apropiados para el desempeño de sus funciones.
Según el doctor Walter Cuadra Aragón, médico de la institución, en dicha áreas carecen de material desechable, como pijamas, batas, mascarillas, y los instrumentos para cortar cadáveres durante las autopsias, porque los existentes están oxidados tras 12 años de uso.


“Nos estamos exponiendo dentro de las mismas salas, porque los instrumentos están oxidados, están viejos, muchas veces se nos zafa el bisturí, y al quedar dentro del cadáver es un peligro, porque hay que meter las manos y nos podemos cortar”, detalló el médico forense Hugo Mauricio España, en una nota oficial.


El doctor España también recordó que hace poco estaba en una autopsia, y como no existe el equipo necesario, uno de sus compañeros se rajó el guante con un hueso, exponiéndose más a la contaminación.

Exposición extrema de contaminación
El galeno expresó que una de las herramientas que urge en la sala de autopsia es una sierra para abrir cráneo.
“Se usa una sierra manual parecida a las de ferretería, que es un poco más gruesa, pero corrés el riesgo de que se te resbale y te cortés”, apuntó España.


Las pésimas condiciones y carencia de instrumentos adecuados, hacen que las jornadas sean más intensas, pues se tardan más tiempo por cada autopsia, y el personal se expone más a posibles contagios.


“No hay mascarilla ni filtro adecuado cuando estás abriendo un cuerpo putrefacto”, dijo el galeno.
El problema con las mascarillas, según España, es que o te ponés una corriente o una que está reparada, “amarradas con mecates o con cordones, porque se fueron desbaratando con el tiempo y no cubren nada, y estás soportando todos los malos olores”.


Néstor Membreño Argüello, Director del área de Patología y Morgue, expresó que han corrido con mucha suerte, porque aún no han contraído ninguna enfermedad infectocontagiosa, “pero el peligro es latente”.


España recordó que muchas de las enfermedades que pueden adquirir no se ven inmediatamente, sino entre los seis o 10 años.
Entre ellas están hepatitis, insuficiencia renal, infecciones respiratorias e infecciones en la piel, que son las más comunes.