•   (Colaboración)  |
  •  |
  •  |

Veinticinco familias de escasos recursos de la comunidad El Trapiche, jurisdicción de El Crucero, fueron beneficiadas con igual cantidad de viviendas, como parte del compromiso social que desarrolla la organización Red Arco Iris, (“Rainbow Network” por su sigla en inglés), cuya sede en Nicaragua está en el municipio de Ciudad Sandino y en Estados Unidos su sede principal.


Nelson Palacios, Director General de Red Arco Iris en Nicaragua, señaló que el proyecto fue posible gracias al apoyo de centenares de familias norteamericanas que aportan dinero para que familias que viven en la precariedad mejoren su nivel de vida: “Hoy estamos entregando 25 viviendas en esta comunidad, pero no serán las últimas”, manifestó Palacios.


Red Arco Iris ha trabajado en más de 125 comunidades a nivel nacional, fue fundada en 1995 y ha entregado 673 viviendas en diversos municipios de Nicaragua, donde según su Director General, con el próximo proyecto dirigido a Matagalpa esperan llegar a 700 casas. Hasta ahora han trabajado en Ciudad Sandino, Mateare, Nagarote, La Paz Centro, El Crucero, San Ramón, El Tuma-La Dalia y Ciudad Darío.


Pilares fundamentales
Palacios aseveró que los trabajadores de Arco Iris están satisfechos con el trabajo que han desarrollado en los 15 años de labores en Nicaragua. Red Arco Iris toca los principales puntales como educación, salud, vivienda y desarrollo económico a través de micro-préstamos, donde el beneficiado sólo paga el 1% de interés mensual.


Ryan Owen, Director de la oficina central de Red Arco Iris, señaló que el proyecto nació como una necesidad de la población, donde primero entraron con el programa de Salud y Educación, para luego llegar a los microcréditos y finalizar con las viviendas. Pese a ello, centenares de hermanos norteamericanos respaldan día a día a “Rainbow” para erradicar la pobreza y aislamiento total de muchas familias.


Las viviendas prestan todas las condiciones para vivir dignamente, tienen un costo de 3 mil 300 dólares, y los beneficiarios sólo pagarán 2 mil dólares a un plazo de 20 ó 30 años, pero lo importante es que ahora tienen una casa digna para vivir.

 

Residentes contentos
La niña Rosa Rodríguez, quizá no imaginó tener tal regalo y en cuanto obtuvo las llaves de la casa que la albergará corrió a abrir su vivienda, y por primera vez tuvo la impresión de ver un techo digno. Róger Rodríguez, padre de la menor dijo sentirse satisfecho por haber obtenido el beneficio de tener casa propia, porque ahora su familia vivirá más segura.


Los habitantes de la comunidad El Trapiche serán atendidos de forma regular por médicos de la fundación; asimismo, darán seguimiento a las familias que soliciten microcréditos. Proporcionarán becas a los infantes para que terminen la Secundaria y un proyecto de agua potable que abastezca a la comunidad; por el momento, falta la electrificación, pero Red Arco Iris se comprometió apoyar con el proyecto de energía eléctrica.


Red Arco Iris cumplió con esta entrega un cuadro planificado de 673 casas a nivel nacional, enfocado en las zonas rurales donde hay más familias que habitan en condiciones precarias.