•  |
  •  |

Ayer, el Fondo Nacional de Reciclaje, Fonare, y la Red Nica emitieron un comunicado conjunto relacionado con el robo de tapas de manjoles en Managua, una situación que estiman exige el cierre de las chatarreras ilegales, que están perjudicando el trabajo que hacen los organismos que trabajan para proteger el medio ambiente y dignificar el trabajo legal de las personas que se dedican a la recolección de la basura.


Kamilo Lara, Presidente de Fonare, dijo que están denunciando públicamente las más de 31 chatarreras ilegales de Managua que están perjudicando a toda la población en general y a quienes trabajan legalmente recolectando basura.
“Denunciamos a todos aquellos que hacen este trabajo ilícito que afecta a toda la población y tiene afectaciones ambientales”, dijo Lara.


El Fonare y Red Nica están trabajando con las chatarreras legales y tratando de dignificar el trabajo de los recolectores de basura, es por eso que están organizados y ya aglutinan a varios miles de personas a las que les han entregado un carné para trabajar legalmente.


De igual forma expresó que este trabajo de denuncia deben realizarlo todos los sectores. “La población organizada de cada barrio de la capital debe hacerse cargo y liderar denuncias a la Policía en contra del robo de las tapas de manjoles”, recomendó Lara.  


Por su parte, David Narváez, Presidente de Red Nica, dijo que van a ser plantones de grupo frente a esa mafia que roba las tapa de manjoles y que perjudica a las personas que están realizando un trabajo legal.


“Queremos censurar a las chatarreras que están comprando este tipo de material y  lo vamos a lograr de una manera organizada donde el chatarrero haga un compromiso ante la sociedad, ante la Policía, de no comprar este tipo de material”, dijo Narváez.


“Una vez que cerremos los puestos a la compra de este material, va a disminuir el robo de las mismas; asimismo hay que desarticular a estas bandas organizadas porque  la ciudadanía ha sido muy afectada”, añadió.  


Enrique Meléndez es un joven no vidente que forma parte de la junta directiva de Fonare y también es parte de Red Nica, que asegura que toda la población y en especial ellos, como personas con capacidades diferentes, están siendo perjudicados porque muchos han sufrido una caída en algún manjol de la capital y  han sufrido lesiones en su cuerpo.


“Exigimos a la Alcaldía de Managua que elabore una ordenanza para el buen manejo de los residuos y la eliminación de las chatarreras ilegales que tanto daño económico están haciendo a la capital”, dijo.


El costo del robo de tapas de manjoles, tuberías de agua potable, medidores de agua, entre otros, se ha estimado en 11 millones de córdobas y la afectada directa  ha sido la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados,  Enacal.