•   LAS MINAS, RAAN  |
  •  |
  •  |

Representantes de instituciones del Estado en Bonanza, en el Caribe Norte, competentes en asuntos forestales, autorizaron aprovechar la madera a dueños de bosques que desde el martes último protestan por la prohibición de ejercer la actividad de comercialización de ese recurso renovable en esa localidad del Caribe Norte.

Isaac Grádiz Aldana, líder de un grupo de 30 campesinos que demandaban el respectivo permiso para aprovechar madera de sus propiedades privadas, aseguró a EL NUEVO DIARIO que funcionarios locales del Instituto Nacional Forestal, Inafor, Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, y el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria, se comprometieron a permitir el aprovechamiento forestal, pero en apego a las normativas que para tal efecto establece la Ley de conservación, fomento y desarrollo sostenible del sector forestal (Ley 462).

Grádiz afirmó que con dicho acuerdo suscrito al mediodía de ayer, el grupo de dueños de bosques tomó la decisión de abstenerse de instalar un tranque entre la vía de Bonanza a Rosita, como una forma de demanda pública.

La alcaldía, como gobierno local, y con competencias definidas en las leyes, no participó en la reunión.

La comuna de Bonanza promueve una política de protección y conservación de bosques, cuyo uso sólo lo permite para satisfacer necesidades básicas, como la autoconstrucción y reparación de viviendas, además de la construcción de puentes y para garantizar seguridad en las minas de oro.

El gobierno local, mediante convenio de coordinación con el Inafor, se había tomado la atribución de decidir sobre solicitudes de explotación y el transporte de madera en esa localidad.  

Bonanza, llamada “Reina de la montaña”, justamente por proteger y aumentar sus bosques y enriquecer su biodiversidad, queda amenazada con dicho acuerdo, pues una puerta se abrió para la tala de árboles.