•  |
  •  |

Más de 200 líderes campesinas de diferentes regiones del país demandaron ayer a la Asamblea Nacional aprobar la ley contra la violencia hacia las mujeres, al tiempo que reiteraron su derecho a llegar a ser propietarias de las tierras que trabajan en los diferentes campos de la producción del país.


La demandas las externaron en un encuentro nacional de mujeres rurales, organizado por la Coordinadora de Mujeres Rurales y la Comisión de Género de la Federación Nacional de Cooperativas (Fenacoop) que se desarrolló en un hotel capitalino.


María Teresa Fernández, de la Coordinadora de Mujeres Rurales, dijo que el encuentro también se desarrolló dentro del marco de las celebraciones del Día Internacional de la Mujer y “revisar a la luz de los instrumentos internacionales como el Cedaw (Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer) y la Convención de Belem Do Pará y las leyes aprobadas por el estado nicaragüense en los últimos años, que promueven los derechos humanos de las mujeres.


Durante el encuentro, las líderes campesinas tuvieron la oportunidad de reunirse con miembros del gabinete de producción del gobierno que tienen que ver con el campo y varias agencias de cooperación y organizaciones de mujeres.


La dirigente recordó que el año pasado se aprobó la legislación destinada a establecer fondos para que las mujeres puedan comprar tierras para trabajarlas, pero no se incorporó en el Presupuesto los fondos para hacer efectiva esa legislación “por lo que de nada sirve que haya leyes y que tengan su reglamento, porque no se pueden aplicar y son algunas de las demandas que las mujeres rurales plantearon en el foro”.


“La tierra para las mujeres rurales es vital, es su vida porque eso permite la soberanía alimentaria, la nutrición, la seguridad de las mujeres y además para las mujeres del campo si se separan del marido y teniendo en su poder las tierras tendrán un lugar donde quedarse con sus hijos”, dijo la dirigente de las mujeres rurales de Nicaragua.

ONU llevó mensaje a mujeres rurales
Verónica Gutiérrez, de ONU-Mujeres, al dirigirse a las líderes campesinas, hizo referencia a las luchas de las mujeres rurales por sus derechos económicos, sociales, políticos y culturales, “por lo que queremos trabajar juntas por la defensa de esos derechos ya que existe una gran brecha sobre los derechos que gozan los hombres y los que tienen las mujeres”.


La representante del organismo internacional afirmó que las mujeres rurales han sido privadas de los recursos económicos, “no solo en la tenencia de la tierra, sino también en la propiedad de las casas, tanto en el sector urbano y rural, así como el financiamiento”.


La funcionaria de una de las agencias de la ONU exhortó a la líderes campesinas a informarle a sus bases sobre el censo nacional agropecuario que realizará el Cenagro, ya que no existen estadísticas actuales sobre las mujeres en el campo, “por lo que las mujeres rurales no deben ocultar la información sobre las actividades que realizan a diario”.