•  |
  •  |

A Heyling Pichardo, de 23 años, hace seis años le diagnosticaron insuficiencia renal crónica. Ella es una de los centenares de pacientes de Nicaragua que requieren un trasplante de riñón, y como no se ha aprobado la Ley de Trasplantes de Órganos y Tejidos, teme morir en la espera, ya que no cuenta con un donante.
Heyling llora desconsolada, al saber que aún no cuenta con los recursos económicos para realizarse el trasplante, tampoco tiene al donador. “Esto es muy difícil… (Llora)…

Me sentí mal cuando me dijeron que necesitaba trasplante, yo pensé, ¿de dónde vamos a sacar tanto dinero para eso? Por eso no me quedó de otra que pedirle a la gente. Decidí lanzar un comunicado, a través de mi cuenta en Facebook para solicitar apoyo”, comentó.

Según los nefrólogos que la han atendido, ella es candidata a un trasplante precoz de riñón, ya que tiene los dos riñones  paralizados totalmente. Además, le diagnosticaron insuficiencia renal crónica, síndrome nefrótico y esclerosis segmentaria focal.

Aunque Heyling esté optimista, no deja de pensar en que necesita, además de los 150 dólares por sesión en su hemodiálisis, 12 mil dólares y un donante, para realizarse el trasplante, por eso, sus ex compañeros de la universidad han formado un comité para recaudar fondos y ayudarla.  Heyling expresó que ninguno de sus familiares puede ser donante, porque no tienen el mismo tipo de sangre o son de edad avanzada.

“Por eso, necesito un donante que esté entre los 18 y 45 años, con tipo de sangre cero positivo o A positivo. Pueden hacer sus donaciones a las siguientes cuentas: BAC, número 355426792 en córdobas, a nombre de Heyling Vanessa Pichardo Fernández, y otra en dólares, BAC número 355426750.