•  |
  •  |

La falta de agua potable en el barrio Primero de Mayo obligó a los pobladores a organizarse y a realizar acciones destinadas a que la estatal Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, les resuelva este problema que vienen enfrentando desde hace varios años.
El agua potable a ese barrio llega a la una de la madrugada y el servicio lo mantienen por tres horas, lo que provoca desvelos para poder recoger el vital líquido. Por iniciativa de los habitantes de la manzana 5063, se realizó una asamblea en la casa comunal del barrio donde los afectados, después de exponer la problemática, designaron una comisión de vecinos que comenzará a diseñar un plan de trabajo.
Líderes comunales del barrio, como Milton Chamorro y Jhonny Maradiaga, se pusieron a la cabeza de la organización que tiene unas dos mil 800 personas distribuidas en 307 casas que diariamente carecen del vital líquido.
“Esto ya no lo aguantamos, hay niños pequeños que se han enfermado”, dijo Esperanza Pichardo, una de las afectadas que participó en la asamblea donde asistieron más de 60 cabezas de familia, quienes mostraron su preocupación porque las autoridades de Enacal no les resuelven la situación.
Antes de realizar la asamblea, los líderes levantaron una encuesta en la comunidad para tener a mano los planteamientos de cada uno de los pobladores.