•  |
  •  |

Los miembros del Consejo Departamental de Cruz Roja Nicaragüense, filial Estelí, despidieron arbitrariamente al jefe de los socorristas en agosto de 2010, y han desatendido las órdenes de las autoridades nacionales de dicha institución, para que efectúen el reintegro de inmediato.

Marcio Roque Padilla fue defenestrado de manera sorpresiva de su cargo como jefe departamental del cuerpo de socorristas de Estelí. Primero, el 18 de agosto, le solicitaron por escrito que se retractara de los comentarios que le hizo a un auditor. Ese mismo día, pero con fecha diferente (20 de agosto), también le llegó la misiva en la que le informaron que había sido destituido de su puesto y que ya no pertenecía a la entidad.

Los comentarios que según las autoridades estelianas fueron vertidos por Marcio, se refieren a malversación de fondos en la filial.

“Estos comentarios no se han realizado bajo ningún aspecto”, afirmó Marcio.

El cuerpo de socorristas de Estelí hizo público un pronunciamiento al Consejo de la Cruz Roja, en el que rechazaron y repudiaron la forma arbitraria utilizada para destituir a Marcio y demandaron su inmediato reintegro.