•  |
  •  |

El caos en las bahías de buses por la presencia de comerciantes no es un problema solo de la capital, en departamentos como Chinandega, Rivas y León, cientos de personas tienen que esperar las unidades de transporte a la intemperie, debido a que el comercio informal copa los espacios de las paradas.

En el departamento de León, al menos 30 bahías se encuentran en su mayoría sin casetas y sin bancas para sentarse. Estos lugares son visitados a diario por centenares de ciudadanos que hacen uso del transporte urbano e interurbano colectivo.

Únicamente las bahías ubicadas en las carreteras (By Pass, León-Poneloya, y en el empalme León-Chinandega) se encuentran habilitadas para que los usuarios aguarden y se refugien de la inclemencia del sol y de la lluvia.

Rafael Pérez, responsable del área de Control y Regulación de la Oficina de Transporte Intramunicipal de León, precisó que existen más de mil paradas de buses debidamente establecidas en el contrato de concesión en las diez rutas de buses, microbuses y camionetas que prestan el servicio de transporte colectivo en la localidad, además de paradas ilegales que la misma población ha establecido de carácter tradicional.

“La población se queja porque los comerciantes se han adueñado de las bahías, cuyo objetivo es que los usuarios del transporte aguarden y aborden las unidades de transporte que recorren las distintas rutas en la localidad, además, hay innumerables quejas porque algunos transportistas no hacen uso de las bahías”, señaló Pérez tras agregar que la municipalidad,  actualmente carece de un proyecto que contemple rehabilitar o instalar nuevas bahías.

Según el funcionario, a diario se aplican multas a transportistas que irrespetan las paradas de buses, por exceso de velocidad y de carga. De acuerdo con cifras que se manejan en la oficina de Tránsito de la Policía en León, el parque vehicular asciende a 28 mil 400 automotores.

Terminales también con fuerte caos
Las bahías instaladas en los alrededores de la Terminal de Buses han sido ocupadas totalmente por comerciantes. Según Magdalena María Centeno, pobladora del barrio de Sutiaba, el problema con las bahías es que en períodos de lluvia los usuarios del transporte sufren las consecuencias, porque no hay espacios para refugiarse del agua.

“La gente busca refugio para evitar mojarse, pero la verdad es que los comerciantes instalan sus productos y muchas veces hasta se posesionan de las bancas”, afirmó.

Paradas chinandeganas sin condiciones
Las terminales de buses hacia Managua, León, Corinto, Potosí, Puerto Morazán, Somotillo, Matagalpa, Masaya, Ciudad Darío y Chichigalpa, no cuentan con condiciones dignas para servir a los usuarios, quienes esperan las unidades a la intemperie.

En un recorrido que realizó EL NUEVO DIARIO constatamos que los pasajeros esperan al sol y al viento las unidades de transporte colectivo que los conducen hacia sus lugares de origen.

La única terminal que tiene techo, es la conocida como “El Bisne”, la mayor de esta ciudad, donde también funciona la terminal de autobuses interlocales hacia Managua, León, Corinto, Chichigalpa y El Guasaule.

Juana Linares, originaria del balneario Jiquilillo, quien esperaba el autobús en la parada del Mercado de Santa Ana, dice que hay desorden por los vendedores que ocupan las calles, y  solicitó a las autoridades construir una terminal con todas las condiciones.

“Voy para la comarca Palacios, perteneciente al municipio de Puerto Morazán, son dos horas de viaje, y otra hora para esperar uno de los buses que llegan hasta mi comunidad. Necesitamos al menos techo para no asolearnos en el verano, y no mojarnos en el invierno”, indicó Heydi Sánchez, mientras esperaba sentada en un saco.

Las autoridades tenían planificado construir la terminal del Mercado de Santa Ana o Mercadito, cerca de la pista aérea El Picacho, pero comerciantes del lugar se opusieron y apoyaron a transportistas para quedarse en el antiguo lugar.

En las paradas ubicadas cerca de los juzgados y del antiguo Comercial Quiñónez, pasajeros que viajan en las rutas hacia las comarcas chinandeganas de San Benito, “José Benito Centeno”, Mokorón, La Grecia, Rancherías, La Mora, La Bolsa, San Isidro y Belén, se quejaron debido a que no hay condiciones, y esperan en la calle que pasen las unidades de transporte colectivo.

Señalizarán paradas de buses en Chinandega
En la ciudad de Chinandega funcionan diez paradas de buses con noventa unidades, y próximamente se realizará una reunión multisectorial para su ordenamiento y el de varias calles que están tomadas por el comercio, sobre todo, en los alrededores del Mercado Central, ubicado en el barrio El Calvario.

La Alcaldía en coordinación con la Policía Nacional, transportistas y el Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, señalizarán las paradas para ordenar el transporte urbano,  evitar accidentes y mejorar el servicio a los usuarios.