•  |
  •  |
  • END

JINOTEPE, CARAZO
En un acto sin precedente en la historia cultural de este departamento, la Asociación de Desarrollo Comunitario del departamento de Carazo, Adeca, rindió homenaje al maestro Henry Aguilar Gutiérrez, cuyo principal mérito ha sido dar vida, a lo largo de sus 25 años de labor pictórica, a todos los personajes de El Güegüence: comedia bailete y primera obra teatral del siglo XVIII, cuya representación puede ser apreciada todos los años en el mes de enero durante las fiestas patronales de San Sebastián.

Y no por casualidad el pintor Aguilar, que vio sus primeras luces en la capital, ha dedicado parte de su fecunda vida artística a la temática de El Güegüence. Algo sentimental lo une a Diriamba, y ese lazo es el “Macho Ratón”, sus escenas callejeras y teatrales impregnadas en la memoria del artista desde su época de adolescente.


Homenaje a Carazo
Por eso, la obra del maestro Aguilar representa el homenaje más hermoso que Diriamba y El Güegüence hayan recibido hasta ahora, desde la boda del personaje principal de la comedia, pasando por el baile de San Martín, el encuentro de El Güegüence con el “Toro Huaco”, hasta llegar a la imponente Basílica de San Sebastián, los caseríos, calles, atrios y el emblemático reloj público de la ciudad, símbolo de rebeldía y testigo mudo de los grandes acontecimientos que acompañan la historia de los aguerridos hijos de Diriangén.


Exposición de 25 pinturas
De ahí que según el periodista cultural y crítico de arte Arnulfo Agüero, la obra del maestro Aguilar es sin duda como pocas otras, de gran riqueza cromática y folclorista, siendo admirada por el pueblo de Carazo a través de una muestra de 25 pinturas, durante una exposición única en la historia de Diriamba, titulada “El Gueguence; nuestro patrimonio visual”, la cual fue inaugurada por el maestro Aguilar con la presencia de Luis Morales, Director del Instituto Nicaragüense de Cultura, Santiago Espinoza García, Alcalde de Dolores, el Rector de la UCC, Gilberto Bergman, el consagrado pintor Hugo Palma, y otras distinguidas personalidades del ámbito cultural y artístico de nuestro país.

Llamó la atención por lo tanto el homenaje al maestro Aguilar de parte de Adeca, un ONG de Carazo dedicado de lleno a programas y proyectos sociales, económicos y ecológicos, cuya naturaleza, según su director Enrique Ramírez Asencio, cobra ahora mayor relevancia por contribuir al enriquecimiento de los niveles culturales y espirituales de los habitantes del departamento de Carazo.

El pintor Aguilar, sencillo como siempre, fue sin duda el más sorprendido por el homenaje de Adeca, y conociendo la procedencia de tal distinción dijo que la recibía con agrado y satisfacción.

“Jamás imagine que esto sería en vida, y eso es lo que más emoción me causa, porque es en vida cuando estos homenajes se disfrutan más, por eso agradezco al personal de Adeca y créanme que valoro grandemente el gesto que han tenido conmigo”, dijo el artista después de que el director de Adeca impuso en su pecho la medalla en oro, con cuya presea le fueron reconocidos sus 25 años de ardua labor pictórica a favor de El Güegüence.

El alcalde de Diriamba, ingeniero Fernando Baltodano, también se sumó al reconocimiento, y tras elogiar la obra de Aguilar, expresó que la ciudad, a quien el maestro ha puesto en relieve con sus pinturas, sigue en deuda con el artista, por lo que Diriamba lo acoge como a uno de sus mejores hijos.