•  |
  •  |
  • END

RIVAS

Un oficial de la Policía de Rivas fue el que supuestamente se encargó de apoyar la fuga de los guatemaltecos Jorge Alejandro Maldonado García y Carlos Leopoldo Parada Dipino, de 39 años de edad, los que según las autoridades están vinculados al crimen organizado.

Según una fuente policial, el encargado de las celdas, Freddy de la Cruz Umaña, fue el oficial que introdujo la sierra que se usó para cortar los barrotes de la celda en la que se encontraban los chapines; además les facilitaba celulares en horas de la noche para que se comunicaran con rivenses que los ayudarían a huir. En tanto el reo Eric Pérez Acevedo fue el que supuestamente se encargó de cortar las verjas, mientras que otro reo colaboró con labores de vigilancia.

Como se recordará, los dos chapines fueron condenados el 28 de febrero a seis años de cárcel, por la juez Ivette Toruño Blanco, tras ser encontrados culpables de los delitos de soborno y contrabando aduanero, y por ende el tres de marzo serían trasladados al Sistema Penitenciario de Granada, pero la madrugada del 29 de febrero se fugaron, y hasta hoy la policía desconoce su paradero.


Asuntos Internos está investigando
La fuga es investigada por Asuntos Internos de la Policía Nacional, y según el comisionado mayor Carlos Espinoza, jefe de la delegación departamental de la Policía de Rivas, en la próxima semana podrían estar listos los resultados de la investigación en la que se involucra a cinco miembros de la unidad policial, entre los que están el subcomisionado César Useda, jefe de Auxilio Judicial, y el capitán Denis Valerio, segundo al mando de esta área.

Según Espinoza, la fuga de los chapines se dio por negligencia en la infidelidad de la custodia de los reos. Cabe señalar que el reo Eric Pérez Acevedo, a quien se le señala de haber cortado los barrotes, se encontraba en la misma celda de los guatemaltecos, ya que al igual que ellos sería trasladado la Sistema Penitenciario de Granada, ya que fue condenado a un año de cárcel precisamente por haberse fugado de las mismas celdas el pasado 31 de diciembre.

En esa ocasión, Pérez Acevedo había sido detenido por falta penal, y al día siguiente que se escapó quedaría en libertad, pero tomó la mala decisión de fugarse, y tras ser capturado fue acusado por obstruir la justicia. En las investigaciones policiales se conoció que Pérez Acevedo envió a su mamá, dos días después de haber llegado al Sistema Penitenciario, más de cien dólares, que supuestamente le entregaron los guatemaltecos por su colaboración.


Llevaban 226 mil dólares
Como se recordará, los dos guatemaltecos fueron capturados la noche del ocho de noviembre en el puesto fronterizo de Peñas Blancas, cuando intentaban salir hacia Costa Rica ocultando 226 mil 955 dólares que llevaban detrás del tablero de un vehículo Mitsubishi, amarillo, placa guatemalteca C-587-CED, el cual ahora está en los patios de la Policía de Rivas como recuerdo de los dos chapines.

Por otro lado, EL NUEVO DIARIO conoció que este martes el jefe policial sostuvo una reunión con los jefes de área y de las delegaciones municipales, para analizar los avances en las investigaciones de la fuga. En el encuentro Espinoza advirtió que lo sentía por el subcomisionado Useda y el capitán Valerio, dejando entrever que les viene una fuerte sanción. En este sentido cabe destacar que el día de la fuga era el capitán Valerio quien se encontraba de turno.

En tanto los oficiales Umaña y Julio César Maltez se encuentran suspendidos de sus cargos, y en el caso de Umaña, le espera un futuro incierto.