•   RÍO SAN JUAN  |
  •  |
  •  |

En medio del  “embrollo” que han creado los “turistas” asiáticos que se dedican a la comercialización de madera, se produjo la renuncia del delegado municipal de San Carlos, Javier Brenes García, ingeniero forestal que tenía tres años de laborar en la institución.

END lo abordó, pero se negó a dar explicaciones, y se limitó a decir que “no voy a permitir que se manosee mi integridad profesional, y de eso pueden dar cuenta los resultados de la auditoría que me hicieron”.

Los madereros de Río San Juan que denunciaron irregularidades en el funcionamiento de la institución departamental del Inafor, esperan que después de la inspección in situ que realiza la comisión nacional, sea liberada la madera retenida y aprueben los permisos de aprovechamiento forestal del granadillo.

Juan Ángel Gutiérrez, quien dice ser beneficiario de un plan de manejo silvopastoril de reposición, ubicado en la comarca El Areno, municipio de San Carlos, con permiso autorizado al señor Soylo Martínez Rivera, envió su denuncia por escrito con su respectiva documentación al director ejecutivo de Inafor, William Schwartz. Gutiérrez afirmó ser víctima de la ocupación fraudulenta de 2 mil pies tablares de madera de un patio de todo tiempo.

De acuerdo con la documentación remitida a Schwartz, la ocupación fue realizada por el técnico del Inafor, Santiago Chávez Martínez. “A la fecha, no se me ha notificado la causa de la ocupación o retención, ni se me entregó el acta que manda el artículo 91”, afirma  Gutiérrez, quien agrega que los delegados municipales del Inafor en Boca de Sábalos y San Miguel, hasta preguntan al finquero a quién le van a vender, y si es a “Jacky” (Seng Woo Koo) inmediatamente otorgan el permiso”.

Denunció que el mismo delegado acompaña a los intermediarios de “Jacky” a las fincas. ¿Con qué interés?, se preguntó.

Según Gutiérrez, “el distrital y los municipales extienden permisos ilegales para beneficiar a su propio clan, el cual han establecido con  el chino, que ingresó de Costa Rica con el nombre de Jacky como turista, para hacer su negocio”.

Marvin Villalta, delegado distrital del Inafor en el departamento de Río San Juan, aclaró que la madera fue decomisada a Gutiérrez y se ha entablado un proceso administrativo. “Estaba ilegal porque no tenía permiso”, aseguró.

A su juicio, dice que cumple sus funciones como la ley manda, “lo que pasa es que cuando uno está aplicando la ley hay personas que se molestan”.