•   JALAPA  |
  •  |
  •  |

Porfirio Gómez, de 60 años, llamó desesperado a EL NUEVO DIARIO para denunciar que se encontraba detenido ilegalmente en la estación policial de este municipio, por orden del Juzgado Local Único, a cargo del doctor Sergio Granja.

Dijo que él había sido citado por incumplimiento de pensión alimenticia de una hija que procreó, pero que no se había presentado en tiempo porque se encontraba fuera del municipio, buscando un empleo, después que laboró para el programa de Desminado que impulsaba la Organización de Estados Americanos, OEA.

“Vine a Jalapa a presentarme, yo no me he declarado rebelde, pero me agarraron el viernes a las 4 de la tarde y son las 11 de la mañana de hoy lunes y sigo aquí detenido, y lo peor para mi es que el juez no se encuentra”, se quejó el preso.
     
¿Por qué no se labora los lunes?
Explicó que es discapacitado de sus miembros inferiores, por lo cual debe lidiar con la prótesis de su pierna derecha, condición física que durante años también le ha causado un problema doloroso en la columna, y necesita de condiciones especiales en la cárcel para dormir.

Dijo que un abogado tenía preparado un recurso de Amparo “hábeas corpus”, para presentarlo ante el judicial, pero que de nada servía porque él está ausente en el municipio.