•   Bluefields  |
  •  |
  •  |

Las universidades comunitarias e interculturales de la Costa Caribe de Nicaragua, BICU y URACCAN, se pronunciaron en contra del decretazo emitido por el presidente Ortega y las pretensiones de alcaldes y políticos en crear una nueva región autónoma que pretenden cercenar territorio a la Región Autónoma Atlántico Sur, reza el comunicado emitido.

Señalan que la constitución y las leyes del país establecen el territorio de las regiones autónomas para asegurar la existencia de los Pueblos indígenas, afrodescendientes y mestizos en armónica convivencia y para consolidar los esfuerzos por construir una nación multiétnica, pluricultural y multilingüe, basada en la democracia y el pluralismo.

Argumentan que cualquier despojo del territorio de ambas regiones autónomas debilita el proceso de autonomía regional y viola los derechos autonómicos y  recuerdan que Nicaragua ha ratificado el Convenio No. 169 de la OIT en el que se compromete a cumplir e impulsar los derechos colectivos de los pueblos indígenas y tribales que habitan dentro del territorio nacional.

No cercenar territorios  
Los académicos demandan del presidente de la república, la Corte Suprema de Justicia y la Asamblea Nacional a no realizar acciones que cercenen el territorio de las regiones autónomas y proponen la creación de circunscripciones nacionales de pueblos afrodescendientes y pueblos indígenas para la elección de diputados nacionales, a fin de asegurar una representación segura, genuina y legítima ante la Asamblea Nacional.

Las autoridades universitarias en alianzas con los gobiernos territoriales y los movimientos indígenas de la región, no descartan otras acciones públicas en la que harán énfasis en sus demandas al respeto de la autonomía, el estado de derecho y la constitución.