•   BLUEFIELDS  |
  •  |
  •  |
  • END

"Algunos personas piensan que ser mesero, es ser un simple pasa platos, para ser mesero se necesita tener dedicación, arte y orgullo, porque somos profesionales que aseguramos la tranquilidad y el buen servicio de los clientes que visitan el negocio", manifiesta Karla Patricia Urroz, docente de la escuela nacional de Hotelería (ENAH) quien facilitó el taller restauración, supervisión y montaje de equipos de  restaurantes al personal que labora en bares y restaurantes de Bluefields.

Al taller asistieron, meseros, cocineras, cajeros y dueños de negocios, quienes durante una semana y mediante la metodología aprender haciendo, intercambiaron y conocieron normas, detalles y procedimientos para mejorar la atención al cliente que visita bares y restaurantes en busca de una atención de calidad, en el curso se abordó temas relacionados al diseño de los espacios, montaje de eventos, manejo de equipos y herramientas propias de restaurantes, hasta sobre el corte de vegetales y mariscos.

Trabajo en equipo
Señala Urroz,  que uno de los principales desafíos de los asistentes es mantener el trabajo en equipo, la buena comunicación y relaciones humanas respetuosas "muchas veces actuamos como islas, pero en un negocio es primordial el trabajo en conjunto, porque aunque el mesero es quien da la cara, todos los demás (cocina, administración, gerencia y propietarios) somos responsables", dice.

Por su parte Mayra Donws, delegada del Intur (Instituto del Turismo) en la RAAS, dijo que el taller está orientado a mejorar el servicio de restaurante en Bluefields, incentivar al personal y fortalecer la organización empresarial de bares y restaurantes. "A pesar que algunos dueños de negocios no valoran ni consideran relevantes estos cursos, es nuestro compromiso de capacitarlos para mejorar la oferta y disminuir las deficiencias presentes en varios negocios de la ciudad que no incentivan el turismo", expresó. Estos talleres se realizan cada mes también en los municipios de Laguna de Perlas, Corn Island y la Desembocadura del Rio Grande, lugares apropiados para la promoción del turismo cultural y comunitario.