•  |
  •  |

Cuatro reos del Sistema Penitenciario de Granada que permanecen en huelga de hambre desde el pasado cuatro de abril, denunciaron que están siendo amenazados con trasladarlos al Sistema Penitenciario de Tipitapa mejor conocido como “La Modelo”, y lugar donde se recluye a reos de alta peligrosidad.

Los reos, que permanecen en esta huelga de hambre son el mexicano Miguel Ángel Hernández, Evert Enrique Coronado, Freddy Ángel Martínez Amador y Carlos Enrique Siézar Robles y ellos aseguran que la amenaza de trasladarlos a La Modelo, es para presionarlos y obligarlos a que cesen la huelga de hambre que inició con once reclusos, pero siete desistieron.

Los reclusos  iniciaron la huelga para atraer la atención de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y del Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos, ya que se quejan  del trato que existe en el sistema penitenciario, retardación de justicia, hacinamiento e incumplimiento con órdenes de libertad emitidas por el Tribunal de Apelaciones de Granada, pero la huelga de poco les ha servido.

Carta de uno de ellos
En una carta firmada por Evert Enrique Coronado, éste asegura que el alcaide  Inés Rocha los está “invitando” a que desistan de la huelga y que en caso contrario los remitirán al Sistema Penitenciario de Tipitapa, “pero yo le contesté que seguiría mi lucha”, señaló Coronado el cual fue condenado en primera instancia por tráfico de drogas, pero fue uno de los once beneficiados con las órdenes de libertad que emitieron el 3 de diciembre de 2010 los magistrados del Tribunal de Apelaciones de Granada y por eso reclama su excarcelación.

De acuerdo a la misiva, el alcaide Rocha les manifestó a los huelguistas que en el sistema penitenciario granadino  no existían las condiciones  para tener a reos en huelga de hambre  y que por esta razón los trasferiría a la Cárcel Modelo por cometer actos de rebeldía, a lo que los reos respondieron que tal acusación es falsa, al asegurar que ellos no están causando amotinamiento y que mantienen pacíficamente su huelga.

Continuarán la huelga
Coronado aseguró que cuando inició la huelga pesaba 206 libras y que en la actualidad su peso es de 175, agregó que únicamente consumen agua y el único control que les brinda el Sistema Penitenciario es chequearles la presión arterial “ya que al menos yo estoy con problemas cardiacos y no me quieren transferir donde un cardiólogo”, señala la carta. Los otros tres reos también aseguran que continuarán firmen en su huelga de hambre.

En el caso de Miguel Ángel Hernández, éste fue capturado el 18 de septiembre en Rivas, como parte de una supuesta banda de 11 sicarios que tenían como misión asesinar a seis rivenses, y tras ser condenado por el delito de crimen organizado y tenencia ilegal de municiones, ahora alega que le están violentando sus derechos humanos.

En tanto  Martínez Amador y Siézar Robles, fueron condenados en primera instancia por vínculos con la narcoactividad, pero se quejan que hay retardación de justicia, y en el caso de Siézar Robles, pide que le cumplan con la realización de un nuevo juicio, tal como lo ordenaron los magistrados en la sentencia 40 --que también emitieron en diciembre--, donde anulan el juicio en contra de él, argumentando que hubo violación procesal al juzgar al acusado sin estar presente en la audiencia.