•   Nueva Guinea  |
  •  |
  •  |
  • END

Este pasado 25 de mayo, en el Juzgado de lo Penal a cargo del juez, Eduardo Carrillo, se realizó un jurado técnico contra Lewis Antonio Jiménez Vivas y Víctor Manuel Pineda Miranda, quienes están siendo señalados supuestamente de violar a un menor de diez años. Sin embargo, el proceso fue suspendido por cuarta ocasión, porque el Ministerio de mi Familia no presentó a la víctima.

Según expediente, que rola en los juzgados, se manifiesta que estas personas son del municipio de El Almendro, que pertenece al departamento de Río San Juan; los hechos ocurrieron, según las investigaciones realizadas por el Ministerio Público, desde el año 2010 cuando los señalados supuestamente obligaban a la víctima a tener relaciones sexuales con ellos, cuando el menor habitaba en la misma vivienda. Los señalados son tíos paternos del menor, que estaba al cuido de su abuelita, ya que su progenitora trabaja en la cabecera municipal.

El abogado acusador, Álvaro Maldonado, aseguró que está preparado para demostrar al judicial todo lo ocurrido en este delito y que estas personas paguen por la infracción cometida. “Los ciudadanos estamos en el deber de salvaguardar la vida e integridad física de las personas especialmente la de los niños, estos delitos tienen que ser condenados con todo el peso de la ley, por lo que espero que el judicial en este caso haga cumplir las leyes”, manifestó Maldonado.

Familiares consideran “minado” el proceso
Mientras que los familiares del menor consideraron que este caso “está minado”, debido a tanta suspensión del juicio, ya que, dicen, los acusados tienen dinero. El judicial Carrillo juntó a las partes y determinó que el jurado se realizará el próximo dos de junio.

Mientras que el abogado defensor, Alejandro Tenorio, manifestó que “la suspensión del juicio se ha venido dando porque los testigos de la Fiscalía, no se presentan y esto permite que el juicio no se efectúe”.

La representante del Ministerio Público  manifestó que no habrá vuelta de hoja, ya la fecha está definida esperando que el Ministerio de mi Familia traiga a la víctima de una buena vez.