•   ESTELÍ  |
  •  |
  •  |
  • END

Varios pequeños productores de al menos 20 comarcas de los municipios de Quilalí en Nueva Segovia y San Juan de Río Coco, en Madriz, dijeron sentirse molestos  por la retención ilegal y arbitraria de un cargamento de 200 quintales de frijoles de semilla al transportista Carlos José Ruiz Mendoza, originario de Estelí.

Supuestamente el sub comisionado Martín Cáceres, jefe de la delegación de Policía en San Juan de Río Coco-Madriz, sin argumentos legales, ordenó a los miembros de una patrulla que retuvieran un camión propiedad de Ruiz Mendoza que llevaba el cargamento de frijoles para semilla.

Ruiz dijo que presentaron documentos legales de la compra del frijol y del camión así como la licencia legal que extiende la administración de rentas, pero no valió de nada.

Ruiz junto con otras personas conforman la iniciativa de financiar a los productores entre tres y cinco quintales de frijoles de semilla, los que luego pagan con la cosecha, por lo que se presume la pérdidas son cuantiosas.

Ante los reclamos del transportista y del personal que labora con él, presuntamente Cáceres habría señalado que la retención del cargamento de frijoles lo mandó a ejecutar por órdenes expresas del Comisionado mayor José López Dolmus, jefe de la delegación policial en Madriz.

Ruiz Mendoza asegura que el cargamento de frijoles tiene un costo de cerca de dos millones de córdobas. Señaló como "antojadiza" la acción porque los frijoles luego de mantenerlos dos días en una bodega ubicada en San Juan de Río Coco, lo trasladaron a la ciudad de Somoto, cabecera del departamento de Madriz.

Llueven más denuncias
Según Ruiz, un oficial lo obligó a que le entregara su teléfono celular en donde minutos antes había realizado una grabación con las expresiones de los uniformados y señalando el lugar donde habían ubicado el camión con el cargamento de frijoles.

Varios productores entre estos Alberto López de la zona de San Bartolo Quilalí (Nueva Segovia), calificaron de temeraria la actitud policial, ya que el frijol era transportado con todos los documentos legales, lo mismo que el camión.

De acuerdo con los testigos no es la primera arbitrariedad que cometen los uniformados de la zona.

Los quejosos también enviaron una carta a la Dirección de Asuntos Internos a nivel nacional de la entidad de seguridad a fin de que las autoridades correspondientes investiguen las actuaciones de Cáceres y de López Dolmus.

EL NUEVO DIARIO trató de conocer la versión de los aludidos pero no fue posible.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus