•  |
  •  |

Setenta estudiantes de Primaria y Secundaria de colegios del municipio de Villa El Carmen, participaron en el primer campamento  promovido y financiado por Plan Nicaragua, y fueron capacitados para estar preparados ante las amenazas y vulnerabilidad en sus escuelas y sus comunidades por la ocurrencia de algún fenómeno natural.

El valioso encuentro de niños, niñas y adolescentes se llevó a cabo del viernes 20 al domingo 22 de mayo, y de acuerdo a la doctora Janeth Meza Guevara, Gerente de Unidad de Programa de Plan Nicaragua, utilizaron una metodología lúdica para que los estudiantes socializaran y aprendieran sobre la importancia de la gestión de riesgo.

Agregó que los participantes contaron con un equipo profesional de capacitadores docentes quienes les enseñaron a estar preparados y dar respuesta a las emergencias, tanto en la escuela como en la comunidad donde viven.

Karen Cerna, coordinadora de Desarrollo Comunitario de Plan Nicaragua, destacó que con los conocimientos adquiridos, los alumnos de Villa El Carmen, conformarán sus respectivas brigadas y elaborarán planes de seguridad en cada escuela.

Primer campamento
Destacó que el primer campamento desarrollado en el Instituto “Farabundo Martí” de la comunidad Los Abortos, no es la culminación de un proceso, sino el inicio de algo más grande y trascendental, dado que su objetivo primordial es que los riesgos sean cada vez menores en los centros de estudios y en las comunidades.

En representación del Ministerio de Educación, Denis Espinoza, delegado municipal en Villa El Carmen, agradeció el incondicional apoyo que han recibido de Plan Nicaragua, y por la capacitación a los estudiantes para estar preparados ante los desastres naturales.

“En este campamento aprendimos las causas y efectos del cambio climático y a estar preparados ante cualquier emergencia como terremoto e inundaciones”, expresó la niña Desis Elena Méndez Mendoza.

De igual manera se pronunció el joven Hollman Antonio Cerna Calero, quien dijo que están agradecidos con Plan Nicaragua por el valioso apoyo a la educación en el municipio, y por capacitarlos para enfrentar los fenómenos naturales.

El primer campamento en la gestión de riesgo dirigido a niños, niñas y adolescentes, fue impulsado por Plan Nicaragua, en coordinación con el Ministerio de Educación, y concluyó con el simulacro ante un posible terremoto.