•  |
  •  |

La idea del gobierno de construir un pequeño aeropuerto en Ometepe, ya tiene forma y tamaño, y todo hace indicar que la obra será una realidad a finales de este año, pese a quienes han cuestionado el proyecto por considerar su ejecución como un peligro para la riqueza natural de la Isla.

El Plan de Impacto Ambiental del proyecto, ya fue presentado ante las autoridades del Ministerio de Ambiente y los Recursos Naturales (Marena), de la delegación departamental de Rivas, y actualmente está en proceso de consulta al público.

Según este documento, el proyecto denominado “Ampliación y Rehabilitación de Aeródromo  La Paloma-Ometepe”, tendrá una inversión total de 6.4 millones de dólares.

En su etapa de construcción generará 126 empleos directos y 378 indirectos; y una vez  que entre a funcionar se emplearía de manera permanente a 30 personas entre operadores de vuelo, vigilancia seguridad y de mantenimiento.

Justificación del proyecto
El proyecto es impulsado por Intur y la Empresa Administradora de Aeropuertos Internacionales (EAAI), recayendo en esta última institución la responsabilidad de ejecutarlo hasta alcanzar su funcionamiento.

Como justificación mencionan que la Isla de Ometepe, de 276 kilómetros cuadrados, se ha convertido en un destino de gran atractivo internacional.

Agregan que el  incremento de visitantes ha saturado el trasporte acuático que es el único medio disponible para llegar a la mayor de las islas ubicadas en el Gran Lago.

El aeródromo, según el Plan de Impacto Ambiental, presentado a Marena, se construirá en 34 manzanas de tierra, y la construcción consiste en una pista de aterrizaje en la que podrán aterrizar y despegar aeronaves del tipo AN-26 con capacidad de 54 mil libras.

Se ubicará sobre la antigua pista de aterrizaje en la comarca La Paloma, a 2.5 kilómetros de Moyogalpa, que dejó de ser utilizada desde 1997.