•   SAN CARLOS  |
  •  |
  •  |

Más de 20 líderes de comunidades fronterizas, donde los migrantes nicaragüenses cruzan puntos ciegos para ir a Costa Rica en busca de trabajo, y representantes de instituciones involucradas en el tema, recibieron un taller para orientar y defender los derechos laborales de los indocumentados.

Gustavo Adolfo Chamorro, asesor de la Casa del Migrante, expuso los instrumentos legales que deben hacer uso los migrantes tanto en Nicaragua como en Costa Rica, y el acompañamiento de la Pastoral de Movilidad Humana a las personas indocumentadas, quienes se ven obligadas a cruzar las fronteras ante la falta de empleo.

Chamorro señaló que además de las condiciones de albergue, alimentación y transporte, la Casa del Migrante realiza gestiones para garantizar la tramitación de la visa y autenticación de la partida de nacimiento.

Igualmente establece las coordinaciones con Migración, Mifamilia, Policía y Consulado, para el retorno a Nicaragua de trabajadores a quienes pudiesen violentarles sus derechos, o bien a  niños repatriados.   

Leyes que tutelan derechos
El asesor jurídico señaló en que hay normas y leyes que tutelan los derechos de los migrantes, como la Convención 80, Ley de Migración y Extranjería, Código Laboral y la Constitución de Costa Rica.

Insistió en la labor que deben realizar para convencer al migrante de tramitar su documentación legal para evitar riesgos al viajar por los puestos habilitados y no por puntos ciegos, incluso dijo que resulta menos costoso.

Sobre la ruta y el alto costo que representa para un migrante cruzar la frontera por Medio Queso, La Ñoca, Las Tiricias, Las Tablillas y zona de la costa sur, entre otros, Chamorro  detalló que entre el coyote, el taxi y el baqueano que lo lleva al otro lado, tiene que pagar 50 mil colones, mientras el costo del pasaporte, la visa y el trámite es de 1,300 córdobas.

Al taller asistieron agentes policiales, funcionarios de Mifamilia, Ministerio Público y líderes fronterizos.