•  |
  •  |

En un gesto de buena voluntad, un grupo de estudiantes de la Universidad Autónoma de Chinandega UACH, entregaron útiles escolares y calzados a 29 niños y niñas del barrio Divino Niño de esta ciudad.

Los futuros profesionales realizaron 899 encuestas en los barrios Divino Niño, “Abraham Rugama” y “José Benito Centeno”, e identificaron a 54 menores que no ingresaron este año al colegio, y de ese grupo seleccionaron a 29.

María José Avendaño, coordinadora de la carrera de Psicología de la UACH, aseguró que luego de los resultados de la encuesta, alumnos de distintas carreras de la modalidad presencial, buscaron apadrinamiento para ayudar a esos niños de escasos recursos.

Avendaño dijo que entre los benefactores para la realización de esta obra están los dueños y empleados de diferentes establecimientos comerciales de Chinandega.

Monitorearán asistencia a clases
Los alumnos – universitarios- que realizan prácticas de vinculación con la comunidad, monitorearán la asistencia a la escuela de los beneficiados.

Los universitarios adquirieron el compromiso, tanto con los padres de familia y los niños, de realizar una segunda entrega para que el grupo de niños permanezca en sus aulas de clases, ya que ello les permitirá prepararse para la vida y el trabajo”, agregó Avendaño.

El sacerdote Ricardo Majano, de la iglesia Nuestra Señora del Pilar, de Chinandega, elevó una oración al Señor, por la educación de los menores del barrio Divino Niño, y la loable labor del grupo de jóvenes universitarios.

Estudiantes contentos
Tras recibir el donativo y disfrutar de un acto cultural con presentaciones de bailes, la alegría se reflejó en el rostro de los 29 menores, que se comprometieron a estudiar, como reconocimiento al gesto de sus benefactores.

Walter Antonio Acuña, de 12 años, manifestó que volverá a sus clases de cuarto grado de primaria, las cuales abandonó porque se dedicó a la venta de leña para contribuir con los ingresos a sus familias.

Por su parte, Fernando Mairena, de 16 años, alumno de sexto grado de la escuela “Marco Dessi”, del referido barrio, expresó que continuará sus estudios, y espera llegar al bachillerato para estudiar la carrera de Medicina, y contribuir a mejorar la salud de los pobres.

Franklin Antonio Chavarría Gómez, líder del barrio Divino Niño, dijo que estarán pendientes de la asistencia y resultados de los 29 pequeños en la escuela, para que no deserten de las aulas de clases, y sean ejemplo para otros pequeños.

El barrio Divino Niño,  ubicado en la periferia norte de Chinandega, es uno de los más pobres de la ciudad.