•  |
  •  |

El pésimo estado de la red vial del mercado de Rivas, sigue siendo el eterno dolor de cabeza, para comerciantes, transportistas y turistas que visitan este centro de compras.
Ante la queja de la ciudadanía, la alcaldía emprendió  nuevamente obras de rehabilitación y piden paciencia a la población, dijo el vocero de la alcaldía, Mario Alemán.

El área más afectada es la zona norte de la terminal de buses, donde los comerciantes de ese lugar señalan que por los charcos y lodazales los clientes no llegan a sus negocios y en la época lluviosa sus establecimientos se inundan.

Los que transitan por la zona tienen que hacer malabares “porque esto parece un chiquero y la alcaldía debe buscar una solución definitiva a estas vías”, señaló Narciso Carcache, quien andaba de compras en uno de los establecimientos.

El ciudadano añadió que debido al pésimo estado de las calles de la terminal de buses, a la gente no le da ganas de visitar esa parte del mercado, y “esto también tiene que ver con la higiene porque acá hay compañeras que se ganan la vida vendiendo comida y bebidas.

No puede ser posible que el lugar esté lleno de charcos y lodazales, por lo que la rehabilitación de estas calles debe ser prioridad, y también se debe de tomar en cuenta que el mercado es la cara de entrada a Rivas”, expresó Carcache.

Ventas han caído, afirman comerciantes

Por su parte, comerciantes que prefirieron el anonimato, afirmaron que sus ventas han caído porque la gente no quiere visitar sus negocios debido a las condiciones de las calles internas de la terminal.

Al buscar la versión de la municipalidad, Alemán explicó que están trabajando en la rehabilitación de las calles del mercado con una inversión de 450 mil córdobas.

Los trabajos se están realizando gradualmente para no afectar la actividad comercial “y se inició con la reparación de la calle este del mercado, donde se trabajó con material selecto.

“Estos trabajos los vamos a realizar permanentemente porque debido a la falta de drenaje, el material se hunde y por eso vamos a compactar, rellenándolo  las veces que sea necesario”, detalló.

Agregó que la otra calle en la que están trabajando, es la que va del mercado hacia el portón de la Escuela de Agricultura.

Posteriormente, continuarán con las vías internas de la terminal de buses, donde  ni con un proyecto de adoquinado de agosto del 2007  se logró dar solución a este histórico problema. Persiste malestar de la ciudadanía, por los charcos y fangos.