•  |
  •  |

Con ochenta años de edad, cabellera blanca y una tristeza que surca junto a sus arrugas el rostro, Humberto Orlando Goussen Baltodano, artista nacional y uno de los fundadores del trío Xolotlán, sigue esperando, desde hace tres años, una pensión de gracia de parte de los diputados ante la Asamblea Nacional.

Goussen Baltodano procreó doce hijos con Vilma Reyes y ha sufrido tres intervenciones quirúrgicas debido a diferentes enfermedades. El compuso, interpretaba y logró grabar, música pinolera.

 Sobre vida artística
“Fui el requinto del grupo Xolotlán, arreglista de varias composiciones que realizamos como trío, Carlos Adán Berrios y Tomás Urroz, y en 1958 iniciamos música folclórica, posteriormente grabamos a otros compositores como a Humberto (El Gato) Aguilar, creador de la composición La Manguera de Peyeyeque, Víctor Manuel Leiva, Tino López Guerra, Carlos Ramón Bermúdez y los mismos integrantes del trío, Tomás Urroz y Carlos Adán Berríos”, recuerda el artista.

Segundo lugar en festival
El compositor Humberto Goussen dijo a EL NUEVO DIARIO:  “grabamos en San José, Costa Rica en la RCA música típica de Nicaragua; a raíz de esa grabación floreció la música dedicada a Santo Domingo de Guzmán, y que está en uno de los “long play”, después fuimos invitados al Festival de la Canción Latinoamericana del Caribe, en 1966, en Los Ángeles, California, donde Carlos Adán Berríos, Otto de la Rocha, Luis Méndez, la marimba de Rodolfo Hooker y mi persona  presentamos la canción del Toro Guaco, logrando conquistar el segundo lugar después de competir contra trece países”, afirmó el músico.

Solicitud de pensión
“Después de haber enriquecido la música folclórica de nuestro país con múltiples canciones como El Cero Escondido, románticas, rancheras, baladas, tangos y otros arreglos, logramos gran impacto y los temas fueron ampliamente difundidos en programas radiales y televisivos como el programa de Luis Méndez, Café de Artistas”.

Recuerda, viajando en el tiempo que “en varias ocasiones nos cruzamos con el  actual diputado, doctor Wálmaro Gutiérrez, quien gustaba de interpretar canciones románticas y nosotros típicas folclórica, en ese tiempo viajamos con Carlos Mejía Godoy y grabamos música de todos los géneros  dentro del país; también fuimos invitados al programa de la cadena televisiva internacional 300 Millones, que se grabó en la ciudad de Granada y posteriormente  se transmitió en canales de Europa y Estados Unidos.

Ahora que estoy muy enfermo,  solicité desde hace tres años, una pensión con el diputado Juan Ramón Jiménez y todavía no obtengo respuesta, soy un artista nacional que aporté a mi país y ya estoy enfermo, no puedo trabajar debido a mis enfermedades, estoy viviendo en El Rosario junto a mi esposa que también se encuentra mal de salud. Espero y confío en Dios, en las autoridades gubernamentales y en los diputados Wálmaro Gutiérrez y Juan Ramón Jiménez para que resuelvan mi caso”, manifestó el artista de las melodías de la música nicaragüense.