•  |
  •  |

La reinserción a la sociedad de al menos cien bebedores consuetudinarios forma parte de los esfuerzos que impulsan distintas instituciones, a partir de la ingesta masiva de aguardiente ocurrida en el mes anterior en el municipio de León.

A través del Programa de Erradicación del Consumo de Licor, el Ministerio de Salud, Minsa, el Instituto Contra el Alcoholismo y la Drogadicción, ICAD, la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-León, y la Policía Nacional, PN, han brindado atención médica y psicológica a más de cien bebedores consuetudinarios. 

La preocupación de las autoridades se produjo después del fallecimiento de cinco ciudadanos, y de que hubiera más de 25 afectados por ingesta de aguardiente, situación que provocó alarma en las autoridades a inicios del mes anterior.

Desarticularán expendios
En este sentido, el comisionado Ramón Avellán, jefe de la Policía en León, afirmó que se trabaja en contra de la desarticulación no solo de expendios ilegales de drogas, sino en campañas educativas en contra del exceso de consumo de alcohol.

“Hemos realizado seis ediciones del “Plan Bolos”, que consiste en retener a los bebedores consuetudinarios para brindarles atención médica, psicológica y alimentación, estamos preocupados por el alto índice de consumo de alcohol y de drogas que afecta a esta comunidad”, refirió Avellán, tras mencionar que el Departamento de León ocupa el segundo lugar en consumo de licor, después de Bluefields.

Consumo de licor en aumento
Pero el consumo de aguardiente en la localidad es cada día superior, Sergio Lira, Presidente de la Cooperativa de Artesanos de Aguardientes y distribuidor, señaló que el consumo del producto sigue en aumento, “pretendemos extender nuestro producto hacia el norte del país, pero no podemos descuidar el mercado leonés, ya que es uno de nuestros principales clientes”, expresó.

Según Lira, actualmente sus niveles de producción y de distribución han incrementado: “León es nuestra principal plaza de mercado al igual que Managua y que Chinandega, tenemos muchos clientes, y la aceptación de nuestro producto es muy buena”, señaló el pequeño empresario, tras agregar que la competencia es fuerte, y su estrategia se basa en cumplir con los estándares de calidad.

La Cooperativa fue constituida hace tres años, produce mensualmente entre dos mil 500 y tres mil cajas de aguardiente, y proporciona al menos 25 puestos de empleo.

Algunas razones
De acuerdo con Sergio Lira, el exceso de licor en León tiene que ver con patrones culturales, celebraciones religiosas, fiestas patronales y festejos familiares, así como con los altos niveles de desempleo y de desocupación, los cuales desencadenan el consumo de aguardiente por su bajo costo económico.

Lira comentó que como parte de la responsabilidad social, su Cooperativa patrocina con uniformes y con equipamiento a equipos juveniles de béisbol, fútbol, sóftbol, entre otras disciplinas.