•  |
  •  |

Un viejito moreno y de baja estatura es don José Doroteo Flores Delgado, un nandaimeño que el pasado 15 de junio celebró sus 111 años de vida.  Nació en 1900 cuando en la tierra del General José Dolores Estrada muchas de las casas tenían techos de palmas de coco. Con una gran lucidez dice que sus padres, Josefana Delgado y Pedro Flores tuvieron seis hijos, de los cuales solo sobreviven dos. “Mis difuntos padres tuvieron seis hijos; cuatro mujeres y dos varones, pero ya murieron cuatro. Ahora solo quedamos una hermana menor y yo. Cuando nací las casas de Nandaime eran de paja y palmas de coco y a las siete de la noche era una oscurana, porque entonces no había luz. La Iglesia de Santa Ana no tenía mucho tiempo de haberse construido y enfrente estaban las mejores casas; la de Gabriel Rueda, Nicho Monterrey y la de Dora Castillo”, recordó.

Durante su juventud dice que trabajó en el campo, oficio que le heredó a su hijo, Pedro Ramón Flores Castillo, quien lo acompaña en una humilde vivienda en la comarca La Zorra, a unos 15 kilómetros del casco urbano del municipio. Ahí también habita con su nuera, sus nietos y las dolencias en sus rodillas.

No usa anteojos y todavía escucha, aunque reconoce que hay algunos momentos en los que tiene esforzarse para oír lo que le dicen.

“Me duelen las rodillas y el cerebro, porque hace siete años un caballo me botó y me rajó la cabeza, eso es lo que me aqueja”.

Sin recursos para sus medicamentos
El abogado Roberto Zavala conoce a don Doroteo desde hace algunos años y fue precisamente él quien motivó al señor para que compartiera su historia con los lectores de END.

“Es un señor que padece de dolores en las piernas y en otras partes del cuerpo, su familia es demasiado pobre y no tiene recursos para comprarle medicamentos ni vitaminas. Quizás con el apoyo de EL NUEVO DIARIO podamos ayudarle a juntar algún dinero”, sugirió Zavala.   Para cualquier tipo de ayuda, los interesados pueden contactarse con el abogado Zavala en su casa de habitación, de la casa sandinista media cuadra al este, en Nandaime, o comunicarse al número de teléfono 86437351.