•  |
  •  |
  • END

Convertir el Hospital “César Amador Molina” en un verdadero centro hospitalario regional con todas las condiciones y especialidades para atender a la población es la misión que se ha planteado el gobierno del presidente Ortega a través del Ministerio de Salud.

Así lo dio a conocer el ministro de Salud, Guillermo González, quien juramentó a la Junta Directiva de la Comisión Departamental de Salud, la cual fue ratificada por el trabajo que desempeñó durante los desastres que afectaron a La Perla del Septentrión, así como por su apoyo a las campañas para prevenir enfermedades.

Para dar atención adecuada a la población por lo menos se necesita invertir 800 millones de córdobas, pero lo más importante, aseguró el Ministro, es contar con la organización y el apoyo de la población.

Una de las principales tareas que el gobierno se planteó fue la gratuidad de la salud, aspecto que se había perdido cuando se comenzaron a cobrar las atenciones en los hospitales públicos, señaló el funcionario.

La organización para combatir las enfermedades es de suma importancia, aseguró el titular del Minsa, quien puso como ejemplo las epidemias que afectaron el país después del huracán “Félix” y la vaguada que afectó Matagalpa y Chinandega, y que por los esfuerzos del gobierno y la población no causaron muchos daños.

Dijo que la leptospirosis atacó fuerte, pero aunque fue contrarrestada, ocasionó diez muertos, de los cuales sólo cinco fueron confirmados que fallecieron por la enfermedad.

Es por eso que ahora el gobierno quiere reactivar los hospitales con especialidades, con la finalidad de que el centro cuente con los medios para atender cualquier tipo de emergencia, concluyó el Ministro.