•  |
  •  |

Del 7 al 14 de julio del corriente año, como parte de las fiestas patronales de esta ciudad, estará abierta la VIII Exposición de Arte Sacro auspiciada por Fundación Coen y el Vicariato de Chinandega, a cargo de monseñor Jaime Guillermo Ramos Flores.

En la exposición se muestran diversas piezas religiosas antiguas como: Cáliz glorioso con pedrería y esmalte, iglesias orientales, custodia barroca, Tesoro de El Realejo Siglo XVII, custodia y expositorio de San Francisco León, Señor de los Milagros de Ciudad Antigua, Nueva Segovia.

Además, el Guión de Plata Colonial, Basílica Inmaculada Concepción de El Viejo, Divina Pastora, Puerta de Sagrario, Repujado Colonial en Plata del Siglo XVII, Cálices de Plata y Pedrería del Siglo XVII, Casulla Blanca Francesa, Custodia Barroca de Plata Dorada y Pedrería del Siglo XVIII, entre otras.

Piero Coen Ubilla, Presidente de Fundación Coen, la cual ha restaurado diversos templos católicos de la ciudad de Chinandega como Santa Ana, Guadalupe y El Calvario, se mostró contento por la octava exposición que constituye un orgullo para los chinandeganos y nicaragüenses que aprecian el arte sacro.

“Cada año el lema de la exposición es distinto. Aquí se expone el patrimonio cultural de Nicaragua, hay piezas locales y de varias ciudades y departamentos, como Nueva Segovia, Chichigalpa, León, Managua, Masaya y Diriomo”, aseguró Coen.

El santo de Las Segovias
Por su parte, monseñor Jaime Ramos Flores, párroco de la Iglesia de Santa Ana, Patrona de Chinandega, expresó que los bienes culturales son una forma de catequesis en el fortalecimiento del trabajo pastoral.

“No es únicamente exponer las obras, sino trasmitir un mensaje evangelizador teniendo como lema: ‘María y la Eucaristía: en la Escuela de María Aprendemos a Tener un Corazón Eucarístico’. Estoy emocionado con muchas historias que rodean imágenes muy antiguas, que expresan cómo el Señor a través de de una imagen hace su obra en los corazones humildes”, indicó el sacerdote.

El historiador Arturo Cano afirmó que en la exposición hay imágenes de orfebrería, hay platería e historia como la del recordado monseñor chinandegano Nicolás Antonio Madrigal y García, considerado un santo en Las Segovias, por múltiples milagros que le atribuyen. Su tumba está localizada en la iglesia del pueblo indígena de Mozonte, Nueva Segovia.