•  |
  •  |

Ganaderos de Las Lomas, municipio de Jinotega, denunciaron que esa comunidad está siendo azotada por una banda de delincuentes que se dedica a descuartizar reses, para luego vender su carne.

Una de las personas afectadas, María Esther Castro, dijo que hace más de 20 días en su propiedad ubicada en la comarca Santa Ana, le sustrajeron nueve semovientes, y aunque se conoce la identidad de los ladrones, las autoridades policiales y judiciales no han actuado al respecto.

 “Estamos indignados, y pedimos a las autoridades de este departamento que tomen cartas en el asunto porque es un problema, y ya no se puede más”, señaló Castro.

Identifican a cuatreros

Castro interpuso la denuncia en la Policía de Jinotega el 24 de junio, después de no lograr ubicar a sus semovientes, pero en el transcurso de las investigaciones la Policía dio con el paradero de dos sujetos identificados como Berling González Montenegro y Wilmer Mairena Rizo, quienes declararon haber sacado los animales del corral por órdenes de un hombre identificado como Uriel Osegueda y que el ganado estaba en la propiedad del padre de Osegueda.

Resulta que los antes señalados le informaron a la Policía que ellos los habían comprado y que ya habían destazado a dos, pero según la quejosa, sobre-herraron a los animales.

“Le digo a la Policía que este señor no ha actuado de buena fe, y más bien es el autor intelectual del abigeo, pero la Policía no ha actuado porque dicen que Osegueda es coordinador de la Comisión de Prevención al Delito de Las Lomas”, dijo Castro.

La ganadera se preguntó, cómo es posible que los jueces, fiscales y Policía permitan que este delito quede sin castigo.  

Tanto Castro como otros ganaderos de la zona están preocupados por lo que está ocurriendo, ya que según ellos este caso no es el único, por lo que hacen un llamado al gobierno para combatir de manera eficaz a través del Ministerio Público y respectivos jueces, pues este delito los está golpeando fuertemente.

También dijeron que la indolencia de las autoridades ha llevado a fortalecer a este grupo de delincuentes que amenazan a los ganaderos.

Por su parte, la Policía al consultarle sobre estos delitos, han asegurado que es muy difícil comprobar la participación de determinadas personas en los mismos, y hasta el momento no hay detenidos ni procesados por abigeato.