•  |
  •  |
  • END

Una delegación de líderes de Mina El Limón, Santa Pancha y del asentamiento de Minvah, denunciaron que su organización Comité de Desarrollo Comarcal es víctima de atropellos de parte de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC), los que supuestamente están objetando los proyectos sociales que obtienen de la empresa Tritón Minera S.A., con el propósito de destruir a la organización comarcal.

Bismarck López Morales, coordinador del comité de Mina El Limón, se quejó que todos los proyectos que les proporciona Tritón, de origen canadiense, para beneficio de la población, ahora son coordinados por los CPC.

Estos proyectos consisten en comedores infantiles, ayuda para medicamentos, techo, letrinas, gastos fúnebres, los que como organización tenían con la empresa, pero según López Morales, se los quitaron mediante presiones de los CPC.

Entre los señalamientos que hace López Morales está que ese organismo pro gubernamental exige recibir dinero en efectivo de Tritón. Los líderes lamentaron que en parte por esta situación, las ayudas han desaparecido en su totalidad en las tres comunidades y sus comarcas.

Piden a la empresa no se deje manipular ni presionar por estos pequeños grupos que conforman los CPC, según expresó el doctor Eleodoro Guevara, asesor legal de los líderes comunales.

Belkis Herrera, de la comunidad Santa Pancha, manifestó que la población exige a la empresa minera que las ayudas sociales sean canalizadas a través de su líder comarcal. Añadió que la compañía está produciendo aproximadamente cuatro mil onzas de oro al mes, y cada onza tiene un valor de un mil dólares.

Los líderes advierten que si no se escuchan las demandas que plantean, para que vuelva la ayuda de forma organizada, las comunidades retomarán su lucha para no dejar perder sus conquistas.

El representante legal de Tritón Minera S.A., Pastor Torres Gurdián, dijo que la compañía cumple con el pago de sus impuestos y los pagos que la Ley de Minas y el gobierno exigen.

Señaló que la empresa paga el 100 por ciento de la luz y el agua potable que consumen El Limón y Santa Pancha, donde hay más de 5 mil familias asentadas, a pesar de que la empresa sólo tiene 250 trabajadores. Además incluyen a pulperías, talleres de soldadura, bares escuelas, entre otros.

También dijo que pagan a cuadrillas para que hagan limpieza en las calles, escuelas, predios montosos, calles adoquinadas, y esta ayuda la hacen a través de las organizaciones establecidas en las comunidades.

Parte de esa ayuda social también consiste en el vaso de leche a los niños. También se construyó un hospitalito que costó más de 250 mil dólares.

“Ayudamos en general a la comunidad, pero queremos estar al margen de todo este problema, en el que nada tenemos que ver, el único interés de la compañía es apoyar a las comunidades”, manifestó el representante legal de la empresa.