•   León  |
  •  |
  •  |

Al menos cinco proyectos de rehabilitación urbanística, y de desarrollo turístico, concertados entre la municipalidad y la población aledaña al antiguo edificio de la Estación de Ferrocarril, en el barrio San Juan en León, forman parte de las propuestas, y estrategias de inversión, respaldado por el Programa Regional de Cooperación (Urbal), de la Unión Europea.

La cartera de proyectos incluye, la remodelación física del parque San Juan; rehabilitación de la antigua Estación de Ferrocarril; el empedrado de la calle principal, del costado este del mismo edificio; el establecimiento y ampliación de la ciclo vía, y la edificación de un parque, frente al Banco de Sangre, y contiguo al antiguo Hospital San Vicente.

Fabiola Saravia, responsable del Departamento de Patrimonio en la Alcaldía de León, expresó que de las cinco zonas que están propuestas a intervenir dentro de la cartera de proyectos, del plan de gestión, de recalificación urbana de la antigua Estación de Ferrocarril, se incluyen distintos componentes, relacionados al medio ambiente, social y equipamiento.

Costo de remodelación de la Plaza San Juan
Según la funcionaria los proyectos surgen de la necesidad y prioridad de la población.

“Estamos gestionando los recursos con la cooperación externa para iniciar con los distintos proyectos, además de constar con la contrapartida del gobierno local”, expresó Saravia tras agregar que la remodelación de la plaza San Juan tendría un costo superior a cien mil dólares. La reconstrucción del empedrado de la calle principal, del costado este del edificio de la Estación de Ferrocarril, asciende a 300 mil dólares. Pero el proyecto principal, es la rehabilitación de la antigua Estación de Ferrocarril, actualmente es ocupado por comerciantes. La infraestructura del edificio está severamente deteriorada, se contempla instalar un moderno kiosco de artesanías.

Clave es la participación
Pero la participación ciudadana es clave en la ejecución de los proyectos, según el italiano Francesco Torresani, Coordinador de la Asociación Coopera y representante del Programa Urbal-III,  la realización de los proyectos depende de las decisiones de los talleres de planificación participativa, en donde la ciudadanía expresa sus prioridades. “Hemos identificado, que dentro de las áreas de ejecución de los futuros proyectos, existen propiedades privadas, que deben de ser tomadas en cuenta, abordamos a sus propietarios con el objetivo de concertar criterios, y evitar confrontaciones en el futuro”, explicó el cooperante.